viernes, 13 de julio de 2012

Avena silvestre

Avena silvestre (Bromus ramosus). Fotografía: Eva Stagnell.



Avena silvestre (Bromus ramosus). Fotografías 2-4: Elvira Coderch.

15 comentarios:

Sinuhe, el que es... dijo...

La mayoría de las veces una fotografía te impacta con la inmediatez de las formas y el color de la imagen retratada (elemental, Watson!), pero algunas tienen la propiedad mágica de transportarte en el tiempo y despertar sensaciones alguna vez vividas, justo en ese instante de observarlas por primera vez.

Esta serie me hizo recordar alguna travesía a la vera del río de mi pueblo, cuando era yo chico. Era muy común encontrar avena silvestre cerca del río o de las rutas.
Cortaba algunos tallos de avena y los despojaba de las hojas más cercanas a las raíces, dejando expuesto el extremo tierno escondido en el interior, y me dedicaba a pensar (o a no pensar) con el tallito entre los dientes, viendo correr el agua. Supongo que era una manera de conectarme con la naturaleza, aunque estoy seguro que si me hubiera visto mi madre me hubiera reprendido.

Tus fotos son como un homenaje a la humildad de la avena…

Saludos!!

naturamigo dijo...

Hola Elvira. Hay infinidad de plantas que pasan desapercibidas a los ojos del ser humano, pero siempre habrá personas que sientan adoración por ellas, como tú, y nos las muestren en todo su esplendor para que gocemos de ellas. Asomarse a tu Blog es como darse un baño de Naturaleza, Arte y Conocimientos. Gracias por tu gran labor. Saludos.

Mar dijo...

Siempre aprendo cuando entro a tu blog. Ahora cuando la vea, o la toque, ya sabré que es "avena silvestre". Me gusta saber el nombre de las flores y plantas :)
Un beso

Elvira dijo...

Hola Sinuhé: me gusta lo que me cuentas, es bonito. ¡Y gracias!

Hola naturamigo: es verdad que la flor de la avena no llama la atención. En el paseo no la vi, solo al sentarme a descansar la descubrí a la altura de mis ojos. :-)

Hola Mar: a mí también me encanta saber los nombres.

Besos!

virgi dijo...

De pequeña me ahogué una vez con una espiga de esas...¡uf, no quiero acordarme!
Más besos

Marcos Callau dijo...

También desconocía que fuera así.

Montse dijo...

Son de una delicadeza!

Un beso.

Elvira dijo...

Huy, qué horrible recuerdo, Virgi!!!

Hay otra avena silvestre mucho más abundante que esta por el campo, Marcos.

Es verdad, Montse!

Besos a los tres

Manuel Márquez Chapresto dijo...

A buenas horas, avenas verdes, que cabría decir, compa Elvira, parafraseando el viejo dicho... La he visto y tocado miles de veces, pero no sabía que era eso, avena. Nunca te acostarás sin saber una cosa más (puestos a refranes, uno más...).

Un fuerte abrazo y buena tarde.

Elvira dijo...

Otro para ti y buenas noches, Manuel!

jcabezonalonso dijo...

Me gusta cuando nos acercas la sencillez de estas plantas que pasan tan desapercibidas a la vista.

Elvira dijo...

Me alegro, Jesús!

Susana Veilati dijo...

querida, reenvío estos enlaces (que me pasaste por facebook) a las alumnas del TFI. Elaboramos en Gredos y algunas pensamos que se trataba de la Wild Oat. Tendremos que ver si esto ha sido así. Si no lo fue, será interesante ver los efectos sutilmente distintos de esta variedad. Aun no sé si tu la elaboraste y la probaste.

Elvira dijo...

¡Perfecto, Susana! Yo sí la elaboré, y la estoy probando. Parece muy buena, ya te diré.

Elvira dijo...

En este enlace se ve la Avena sterilis, que es tan abundante en nuestro país. la primera foto es de la flor, y en las otras 2 ya se ve la semilla:

http://floresypalabras.blogspot.com.es/2010/05/avena-loca.html