miércoles, 16 de noviembre de 2011

Lartigue: Sombra y reflejo

Jacques Henri Lartigue: Bibi, Sombra y Reflejo, Hendaya (Agosto de 1927).

11 comentarios:

Elvira dijo...

La foto está defectuosa, tiene una raya o arruga que la atraviesa, pero igualmente me gusta mucho.

Tracy dijo...

¡Qué maravilla de foto! es puro arte.

rubén dijo...

Nunca le he encontrado el punto a Lartigue, pero ¡esta es preciosa!

azukarillo dijo...

¡Qué buena! Y cerca de casa...

La verdad es que no comprendo bien de dónde viene el segundo reflejo de la sombrilla, el más amplio, sobre la arena mojada. ¿Estás segura que la arruga es un defecto de la foto? Tiene toda la pinta pero hay algo raro en ese reflejo.

Clarissa Rodriguez dijo...

Elvira, tu blog es muy entretenido!.

(Pondré un link en mi espacio para no perdérmelo!)

marce dijo...

Muy buenas Elvi,.. Me gusta ese reflejo, mucho. Lástima que la mujer no esté justo dentro de el.
Una buena toma, sin duda.
Gracias por acercar a este nuevo, para mi, artista.

un abrazo.

Elvira dijo...

Hola Tracy: ¿verdad?

Hola Rubén: a mí sí que me gustó la exposición de su obra que visité hace unos meses, pero estoy de acuerdo contigo en que esta es de las mejores.

Hola Azukarillo: pues yo me imagino que el sol está alto a la izquierda, y por eso se refleja la sombrilla así en la arena mojada.
Imagino que sí es un defecto, como si hubiera estado bajo una barra de metal que la deformó, pero vaya usted a saber!

¡Muchas gracias, Clarissa! Por cierto, ya hay nueva adivinanza, ¿te animas?

Hola Marce: pues yo creo que lo prefiero así, pero tendría que verlo como tú dices.

Besos a todos!

Laura Uve dijo...

Es preciosa, la verdad. Me ha pasado desapercibido el defecto hasta que te he leído.

Un abrazo!!

Montse dijo...

Me gusta esta fotografía, tiene una estética preciosa.
¡Ay, cuántas cosas hermosas nos enseñas, Elvira!

Besitos.

Elvira dijo...

Hola Laura: a mí me pasó lo mismo al principio.

Hola Montse: es hermosísima.

Besos a las dos!

José Luis Ríos Gabás dijo...

Vi la exposición que hicieron sobre él en Zaragoza este verano, y tiene también retratos, mucho menos conocidos, aunque creo que lo que más destaca de sus fotos es el anhelo de captar y parar el movimiento, la velocidad, por un lado, y su vida y la de sus amigos, todos en una muy buena posición económica.