martes, 12 de julio de 2011

Bardana

Así estaban las bardanas cuando subí al Montseny el mes pasado: llenas de hojas. Las de la base de la planta eran enormes. Pero llegó una manada de cabras voraces que las dejó completamente peladas por abajo, y solo quedaron las flores y algunas hojas superiores.







Bardana, Lampazo mayor (Arctium lappa). Fotografías: Elvira Coderch.

"La bardana estimula el hígado y la secreción biliar a través de los derivados del ácido hidroximetilacrílico, y además posee una discreta actividad diurética, sudorífica y antiglucemiante (disminuye la cantidad de azúcar de la sangre). Por ello, se la ha considerado tradicionalmente un excelente depurativo general. Los polienos y poliínas de la raíz fresca presentan propiedades antibacterianas y antifúngicas. Se ha recomendado su uso en caso de seborrea, eccema, accné y afecciones descamativas de la piel. No se conocen efectos tóxicos ni secundarios."

"Parte utilizada: La raíz o rizoma y, en menor medida, las hojas y las semillas." (Gran Enciclopedia de las Plantas Medicinales, Josep Lluís Berdonces, Tikal Ediciones, páginas 197-198)

10 comentarios:

Rayuela dijo...

desconocía esta planta.
gracias por presentármela.


fotazas!


besitos*

Tracy dijo...

Se dice que las cabras son uno de los animales que más depredan el entorno donde están.

Elvira dijo...

Hola Rayuela: yo la descubrí hace un par de años o así. ¡Gracias a ti!

Hola Tracy: estas cabras eran como el caballo de Atila, en serio. Las vi en acción y lo dejaban todo pelado a su paso.

Besos a las dos

Marcos Callau dijo...

Preciosas fotografías, Elvira.

Elvira dijo...

¡Gracias, Marcos!

Montse dijo...

No conocía esta planta ¡y qué fotos tan bonitas!

Besitos.

Josélez dijo...

Bueno, Elvira, qué detalles más buenos se ven en las fotos. Los aprovecho para decirte que los ganchitos que se ven en las flores (debajo de la cabezuela, en verde) son el origen de un invento muy utilizado en la actualidad: el velcro!, ya que el inventor se basó en los frutos secos que se quedan pegados a nuestra ropa, entre ellos los de la bardana. Curioso, verdad?

Por cierto, vaya hojazas que tienen, las cabras se quedarían satisfechas... es verdad que son como Atila, jeje

Besos

Elvira dijo...

¡Gracias, Montse!!

Hola Josélez: ¡qué interesante lo que cuentas! El cabrero me contó que se les quedan enganchadas a las cabras en el pelo, no me extraña.

Besos a los dos!

jcabezonalonso dijo...

¿Me tengo que comer una bardana para mejorar mi salud?

Elvira dijo...

Yo por si acaso he elaborado dos esencias con sus flores. :-))