miércoles, 26 de mayo de 2010

John Singer Sargent: Lady Agnew

Lady Agnew of Lochnaw (1892-93), de John Singer Sargent,
National Gallery of Scotland, Edimburgo.

Recomiendo leer la interesante entrada de Pilar sobre esta obra. Me parece un retrato precioso.

Añado a la entrada el comentario de Jesús Miramón: "Es cierto lo que dice la autora del blog que citas: la mirada de la mujer del cuadro es impactante, está llena de vida y naturalidad. Es un retrato magnífico porque desvela la serena altivez de la juventud de Lady Agnew, ajena, como todos nosotros, al futuro que le espera. Pero su belleza sobrevive en la tela, desde donde con su mirada nos dice: «mírame, sólo existe este momento, mírame como yo te miro a ti»."

25 comentarios:

Jesús Miramón dijo...

Es cierto lo que dice la autora del blog que citas: la mirada de la mujer del cuadro es impactante, está llena de vida y naturalidad. Es un retrato magnífico porque desvela la serena altivez de la juventud de Lady Agnew, ajena, como todos nosotros, al futuro que le espera. Pero su belleza sobrevive en la tela, desde donde con su mirada nos dice: «mírame, sólo existe este momento, mírame como yo te miro a ti».

littleEmily dijo...

Hoy mismo me he encontrado con esta mirada en una librería de viejo. Qué bonita.

NáN dijo...

Tuve la suerte de ver el cuadro. Es una maravilla (ya sé que eso no aporta nada, pero tenía que decirlo).

Manuel Márquez dijo...

Impresiona esa mirada, compa Elvira; cuánta determinación en el fondo de ella, y qué maestría la del autor para fijarla. Hermoso cuadro, vaya que sí.

Un abrazo y buen día.

Cristina dijo...

Es impresionante este retrato, y eso en una pantalla de ordenador. Al natural debe de hipnotizar.

Acanto dijo...

Hola Elvira,otro autor para apuntarme.Precioso.

La joven tiene una elegancia natural, sin artificio, emana su clase. Pero me interesa más el pintor.¡qué transparencia tiene esa organza!oigo el fru fru de la tela de la falda y el tacto de la tapicería.
La cintura....¿es real? veremos con 3 ó 4 embarazos ja ja.
Besicos
Rosa

marce dijo...

Hola Elvira. No entiendo mucho de arte para valorar el cuadro-retrato. He leido a Pilar y me ha ilustrado mucho, es de agradecer ese tipo valoración a lo que ella tan bien describe.
Yo intuyo, en ese gra retrato, una mirada de cierta tristeza, que tiene fuerza por eso mimo, por estar y no estar en el sitio que se le otorga.
Una gran obra de Sargent.
muy buenas.

Elvira dijo...

Hola Jesús: me encanta lo que has escrito. ¿Me dejas incluirlo en la entrada?

Hola Little Emily: yo no me canso de mirar este cuadro.

Hola NáN: afortunado tú. Yo tampoco he dicho nada especial, pero a veces uno necesita admirar sin más.

Hola Manuel:es cierto que se ve que tiene personalidad y determinación, como dices.

Hola Cristina: es fascinante, se queda uno con la mirada fija en él.

Hola Rosa: no creas que lo conozco a fondo, pero esta obra incita a profundizar más en su obra.

Hola Marce: Pilar es una profesora de arte estupenda, no hay más que leer sus entradas. Para apreciar un buen cuadro sólo hace falta sensibilidad. Es curioso lo que ves en su mirada, sí, una cierta melancolía quizás.

Besos a todos y gracias por la visita!!

Jesús Miramón dijo...

Cómo no, Elvira, por supuesto. Un beso.

Elvira dijo...

Gracias y un beso!

adelaida dijo...

Interesante, como tú bien dices, el post de Pilar. Precioso retrato, con una mirada muy real y a la vez penetrante. Da sensación de quietud y bienestar.

Elvira dijo...

Entre otras cosas, esa mirada me parece inteligente.

¡Buenas noches, Adelaida!

Marcos Callau dijo...

Me ha encantado la mirada de esta mujer y el realismo que refleja el artista.

Elvira dijo...

Realismo, elegancia y mucho arte.

Un beso, Marcos!

Kinezoe dijo...

Me ha pasado algo muy curioso con esta pintura; he tenido un déjà vu, o como quiera que se diga eso. Es como si la conociera de toda la vida... Y es que esa mirada es fantástica: penetrante, cómplice, relajante, incluso algo pícara... Creo que me he enamorado, Elvira. De un cuadro. De una mirada.

Besos (por supuesto, también para Lady Agnew). Y muchas gracias por el descubrimiento. Me encantó.

Elvira dijo...

¡Qué buen gusto, Kine!!! A lo mejor hay una nieta por ahí... jajaja!

Besos

Jesús Cabezón dijo...

El cuadro de Singer Sargent es la perfección de un instante de vida detenido en el tiempo.
Es la perfección de la composición, de los colores, del vestido y fundamentalmente del gesto, de la mirada.
Escéptico

Elvira dijo...

Hola Jesús: La mirada es el centro del cuadro, pero todo lo demás me parece perfecto.

Francisco Machuca dijo...

Esta mirada me ha parecido a mí un poco...bueno,que la puedo ver desnuda y ella se insinúa,pero no me hagas caso Elvira,cuando miraba el cuadro era todavía un adolescente.Ahora...bueno,creo que también.

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

Sí que tiene un punto insinuante, jajaja! Y con ese muslo que se adivina bajo la ropa...

Besos y un fuerte abrazo, querido Paco

Anónimo dijo...

Gracias, por motrarnos al admirable Sargent y por el entusisasmo que transmite en su blog, buen día :) Caye

Elvira dijo...

¡Gracias a ti, Caye! Y bienvenid@ al blog!

Saludos

Anne-Hélène dijo...

Maravilloso retrato, todo delicadeza y penetración. La mirada, llena de fuerza y de inteligencia, traspasa de tal manera que la obra en conjunto da sensación de presencia del personaje. ¡Gracias, Elvira!

Elvira dijo...

Me alegra que te guste, Anne-Hélène! Besos

Anónimo dijo...

Yo me quedé hipnotizado cuando lo descubrí en Edimburgo...no podía dejar de mirarlo.