viernes, 5 de febrero de 2010

Pulgarcito











Ilustraciones de Pulgarcito de Gustave Doré (1867)

"El cuento narra la historia de Pulgarcito, un niño que nació tan pequeño como un pulgar. Pulgarcito era el menor de los 7 hijos de un leñador y una leñadora, tan pobres que se vieron obligados a abandonar a sus hijos en el bosque. Llegado el momento, Pulgarcito, que había oído el plan de sus padres, fue dejando caer piedras blancas por el camino y así, él y sus hermanos, pudieron volver a su casa justo cuando un golpe de suerte había mejorado la economía de sus padres. Esta racha de buena suerte duró poco y los padres de Pulgarcito se vieron obligados a abandonar una vez más a sus hijos. Esta vez Pulgarcito fue arrojando migas de pan en lugar de piedras pero los pájaros se las comieron y no fue capaz de encontrar el camino, así que se vieron obligados a dar vueltas por el bosque hasta llegar a una casa que resultó ser la de un ogro, aficionado a comer niños, que vivía con su mujer y sus siete hijas. El ogro, al descubrir a los niños, quiso comérselos, pero la mujer le convenció para alojarlos y así guardarlos para cuando escasease la comida. Pulgarcito aprovechó la noche para cambiar su gorro y el de sus hermanos por las coronas de las hijas del ogro y así fueron éstas las que, mientras dormían, murieron a manos de su propio padre a la mañana siguiente. Así Pulgarcito y sus hermanos pudieron huir. Cuando el ogro advirtió lo que había sucedido persiguió a los niños calzando sus botas de siete leguas, llamadas así porque esa era la distancia que le permitían abarcar con cada zancada. El ogro buscó a los niños durante tanto rato que acabó agotado y se echó a dormir sin saber que Pulgarcito lo vigilaba. Éste le robó las botas y las usó para llegar hasta el palacio del rey y ponerse a su servicio como mensajero, lo que le hizo enriquecerse de tal modo que ni él ni su familia volvieron a pasar hambre." (Wikipedia)

Leer la versión completa del cuento de Perrault. (Aquí en francés)

MORALEJA

Nadie se lamenta de una larga descendencia
cuando todos los hijos tienen buena presencia,
son hermosos y bien desarrollados;
mas si alguno resulta enclenque o silencioso
de él se burlan, lo engañan y se ve despreciado.
A veces, sin embargo, será este mocoso
el que a la familia ha de colmar de agrados.

MORALITÉ

On ne s'afflige point d'avoir beaucoup d'enfants,
Quand ils sont tous beaux, bien faits et bien grands,
Et d'un extérieur qui brille;
Mais si l'un d'eux est faible, ou ne dit mot,
On le méprise, on le raille, on le pille:
Quelquefois, cependant, c'est ce petit marmot
Qui fera le bonheur de toute la famille.
(Charles Perrault)

26 comentarios:

ethan dijo...

Estupendos grabados, Pulgarcito parece aún más pequeño y más indefenso.
Un beso

Elvira dijo...

Hola Ethan: Gustave Doré es muy interesante, me gusta mucho.

Un beso

María dijo...

De donde sacas estas ilustraciones?? Son preciosas...En cuanto al cuento de Perrault...podrían haber contado tal cual era la historia, no??
Un abrazo y buen fin de semana!!

Elvira dijo...

Pues no recuerdo en qué página las encontré, María. Poniendo Gustave Doré y Poucet en Google supongo que saldría la página.

¿Te refieres a la versión completa? Es muy larga para esta entrada.

Un abrazo y buen fin de semana!

Sí es lo que parece dijo...

Me gusta la figura de Pulgarcito, el más pequeño e indefenso, el más audaz y valiente.

Coincido en que los grabados son muy buenos, hasta miedo me ha dado la cara del Ogro.

Saludos

Elvira dijo...

Y a mí me gusta que en los cuentos de hadas el personaje despreciado, débil o pequeño sea el héroe.

El ogro es feísimo, jaja! De eso se trataba, de que diera miedo.

Saludos

leon no es feroz dijo...

Grabados muy buenos!!! Doré me sonaba de sus ilustraciones bíblicas. Y el cuento, tiene tela!! Es decir tiene mucha miga,leerlo de adulto, es la metáfora de muchas cosas que pasamos en esta selva que es la vida...Un beso.

Elvira dijo...

Hola Carmen: También ilustró El Quijote entre otros libros, pero me gustan especialmente sus ilistraciones de cuentos.

A mí me siguen encantando los cuentos tradicionales, casi todos tienen mucha miga.

Un beso

Montse dijo...

Tienen todo lujo de detalles estas ilustraciones, no se le escapa nada a este artista.

Los cuentos son pequeñas maravillas que guardan enseñanzas y moralejas de la vida, y supongo que nos las contaban para que las recordáramos (como tirar migas de pan para recordar el camino, siempre que no se las coman los pajarillos, jajaja)

Besitos :)

Elvira dijo...

Es cierto, Montse! Yo creo que los cuentos tienen muchas lecturas y significados. Besos de buenas noches

Sra de Zafón dijo...

A mi también me gustan los héroes frágiles o despreciados que consiguen salvarse e incluso salvan a los demás. Supongo que admiramos la resiliencia, y que queremos reconocernos en ella.

Entré a darte las buenas noches, ya sabes que si tengo red antes de irme a la cama siempre paso por aquí.

Besos

giovanni dijo...

Son dos experiencias completamente distintas, leer las primeras líneas del cuento en francés o castellano. Interesante experiencia, nunca vivida tan intensamente.

De niño, el penúltimo dibujo lo hubiera pasado sin verlo. (Así hice, soltando más que una sola página para estar seguro...)

Un beso

Elvira dijo...

Buenos días, Chusa: me encanta que pases por aquí antes de ir a dormir. Sí, admiramos la resiliencia, la inteligencia y el valor, que no siempre abundan más en quien más presume de ello (dime de qué presumes...).

Besos

Elvira dijo...

Hola Giovanni: es curioso que cada lengua le da un tono diferente a la misma historia.

Los verdaderos cuentos antiguos, sin edulcorar, tienen pasajes terribles. Leí sobre una abuelita que no quería que sus nietos sufrieran y quitaba todas las escenas de miedo de los cuentos que les leía. Bueno, pues al parecer, los niños acabaron teniendo miedo a la abuela, jajaja! Paradojas de la vida.

Un beso

Katha dijo...

Hola Elvira,

A mi niño le encanta este cuento, claro que yo no se lo pongo tan crudo. No puedo. Le cuento mitad lo que me acuerdo, mitad lo que me invento. Me parece más divertido inventármelo. No sé porqué yo a Pulgarcito le puse 7 hermanos, ósea que para mí serían 8. Le digo que son muy pobres y van al bosque a buscar comida, no que sus padres quieran abandonar a los niños. No me sale del alma contarle eso a un niño de 3 años, realmente se lo cuento desde que tenía 2.
El ogro es gigante, vive con su madre y cuando el ogro llega a casa huele "a niño rico". El ogro tiene hambre a mitad de la noche, la soap de la cena no le ha llenado mucho, y se pone a olfatear la casa porque sigue "oliendo a niño rico". Descubre a los niños dormidos debajo de una manta, con la que los ha arropado su madre. Decide comérselos a la mañana siguiente, cuando su madre se vaya al bosque. Los niños no pueden huir porque es de noche y en el bosque hay lobos, así que se esconden en unas enormes y viejas botas del ogro, para que este no los huela. Sin embargo, son las botas mágicas de 7 leguas y empiezan a andar. El ogro sale detrás de ellos, pero no puede alcanzar a las botas mágicas. Pulgarcito, con las botas de 7 leguas, monta un servicio de mensajería y ya no vuelven a pasar hambre.
Todo lo anterior un poco adornado con voces y demás.
Lo gracioso es que yo no conocía la versión de que Pulgarcito se hace mensajero del rey, pero al final se me ha ocurrido lo mismo. ;-)

Tendré que acostumbrarle a leerle los cuentos, que ya lo va pidiendo, en lugar de inventármelo según lo que me acuerde o según lo que veamos en los dibujos.

¡Uf! Soy una pesada. Lo sé.

Un saludo.

Ofelia Opo y Ramón Mon dijo...

Hola Elvira
cierto que lo distinto fué despreciado y expulsado de la tribu, pero esto ya empieza a pasar a la historia gracias a tant@s pulgarcit@s heróic@s y sus actos. ¡Vive la diference! (¿Se escribe asi?)
Besos en tus pulgares

Elvira dijo...

Hola Katha: es divertido que te la inventes, ¿por qué no? Además así cada vez puede ser un poco diferente. Besos

Elvira dijo...

Hola Ofelia: Muy cierto. ¡Viva Pulgarcito y viva la diferencia!!! (Sí que se escribe así, pero con dos F... no me hagas hacer de profe repipi, jajaja, aunque lo fui).

Besos

Rayuela dijo...

La oveja negra,como quien dice...


Los grabados son fantásticos...y oscuros,muy oscuros.

mil besos*

Elvira dijo...

Oscuros, dan miedooo.

Mil besos!!

Kinezoe dijo...

Coincido en que son francamente buenos los grabados (creo que no conocía a su autor...).

En cuanto al cuento de Pulgarcito, me gustó mucho su lectura; no recordaba los detalles de la historia.

Un abrazo.

Elvira dijo...

Ah, pues vale mucho la pena, Kine. Te recomiendo un paseo por las entradas que le he dedicado, si te han gustado estos grabados.

Yo había olvidado lo del ogro, jaja (memoria selectiva).

Un abrazo

jcabezonalonso dijo...

Conviene ir por la vida con cierta humildad, sin mirar a nadie por encima del hombro, con una disposición a la generosidad, con un poco de astucia para evitar pisotones y zancadillas.
Los grabados de Dore siempre son una gozada.
Escéptico

Elvira dijo...

Hola Jesús: La humildad nos hace falta a todos, y esa mezcla de generosidad y astucia también.

Francisco Machuca dijo...

Maravilloso.Preparo un post sobre los cuentos tradicionales europeos.

Besos desde el bosque encantado.

Elvira dijo...

Aahhhh, ¡qué ilusión! Me apetece muchísimo leer tu post sobre cuentos tradicionales.

Besos desde el bosque encantado