martes, 29 de diciembre de 2009

Tablero de dibujo con pipa, cebollas y lacre

Tablero de dibujo con pipa, cebollas y lacre (1889), de Vincent van Gogh, Kröller-Müller Museum, Otterlo, Holanda

13 comentarios:

NáN dijo...

Este sí es de Van Gogh. ¿A que sí?

Elvira dijo...

Este sí, jaja!

Francisco Machuca dijo...

Tres componentes enemigos para el olfato,sin ninguna duda,pero que bien que pintaba este hombre al que le faltaba una oreja,pintaba en mitad del viento y sólo vendió un cuadro.¿Conoces el libro en donde se ha publicado sus cartas a su hermano?

Besos y un fuerte abrazo en esta tarde lluviosa y descreída de una provincia repleta de luces de navidad,altavoces bajo los balcones y ni un alma en la calle.

Elvira dijo...

Pues el humo de tabaco de pipa es el único que me encanta oler, mmmmm... a veces huele un poco dulzón. El humo de cigarrillo me molesta mucho y el de puro lo encuentro asqueroso. Pero la cebolla tiene un olor fortísimo, desde luego. El lacre no sé cómo huele...

Mi hermana tenía ese libro, pero yo no. Creo que me gustará, a ver si me lo compro.

Pues yo he salido hace un rato, igual de abrigada que otros días, y hacía calor en la calle. ¡Qué tiempo tan raro!

Besos y un fuerte abrazo

Perséfone dijo...

Siento hambre al ver este cuadro. Lo asocio con la "Nana de la cebolla" de Miguel Hernández y pienso en lo mal que vivió o, mejor dicho, subsistió Van Gogh.

Besos

Elvira dijo...

Es una buena asociación. Voy a recordar aquí esa bellísima nana. Gracias y besos

NANAS DE LA CEBOLLA
.
La cebolla es escarcha
cerrada y pobre.
Escarcha de tus días
y de mis noches.
Hambre y cebolla,
hielo negro y escarcha
grande y redonda.
.
En la cuna del hambre
mi niño estaba.
Con sangre de cebolla
se amamantaba.
Pero tu sangre,
escarchada de azúcar,
cebolla y hambre.
.
Una mujer morena
resuelta en luna
se derrama hilo a hilo
sobre la cuna.
Ríete, niño,
que te traigo la luna
cuando es preciso.
.
Alondra de mi casa,
ríete mucho.
Es tu risa en tus ojos
la luz del mundo.
Ríete tanto
que mi alma al oírte
bata el espacio.
.
Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea.
.
Es tu risa la espada
más victoriosa,
vencedor de las flores
y las alondras
Rival del sol.
Porvenir de mis huesos
y de mi amor.
.
La carne aleteante,
súbito el párpado,
el vivir como nunca
coloreado.
¡Cuánto jilguero
se remonta, aletea,
desde tu cuerpo!
.
Desperté de ser niño:
nunca despiertes.
Triste llevo la boca:
ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma.
.
Ser de vuelo tan lato,
tan extendido,
que tu carne es el cielo
recién nacido.
¡Si yo pudiera
remontarme al origen
de tu carrera!
.
Al octavo mes ríes
con cinco azahares.
Con cinco diminutas
ferocidades.
Con cinco dientes
como cinco jazmines
adolescentes.
.
Frontera de los besos
serán mañana,
cuando en la dentadura
sientas un arma.
Sientas un fuego
correr dientes abajo
buscando el centro.
.
Vuela niño en la doble
luna del pecho:
él, triste de cebolla,
tú, satisfecho.
No te derrumbes.
No sepas lo que pasa ni
lo que ocurre.

leon no es feroz dijo...

Van Ghog impregnaba de alma a los objetos. Podía ser una silla, una cama..Este bodegón es muy bello. " Cartas A Théo" se llama el libro que dice Francisco.
Me recuerda el bodegón de Cezanne, el de las cebollas, la botella de vino.. la mesa...

Elvira dijo...

Hola Carmen: te doy toda la razón, hasta el más simple objeto tiene alma en sus cuadros.

Se parece algo, sí, pero a mí me gusta más éste de Van Gogh.

Saludos

añil dijo...

Indiscutible Van Gogh.

Tambien me gusta el tabaco de pipa.

Besos

Femme d chocolat dijo...

QUÉ TIOOOOOOOOOOOO

os habeis fijado en la genialidad de cómo ha "pintado" la luz?, a base de trazos verticales salpicados esporádicamente en amarillo con matices?, unas veces más luminosos o, otras menos, tal como es la luz, que no es igual por todos lados?

Me pregunto si verdaderamente tener un punto de majaretez es primordial para ser un genio capaz de desmembrar o deconstruir ( como diría F. ADRIÁ) las cosas. Me pregunto si, sin tener ese puntito de locura , uno es capaz de escindir y pensar de esa forma tan abrstracta acerca de los conceptos de luz y sombra y cómo eso afecta al color...

La verdad es que lo de Van Gogh es muy fuerte. Qué lástima que nunca llegara a enterarse.

Elvira dijo...

Indiscutible su genialidad, Añil. Besos

Hola Femme: yo creo que ciertas cualidades en grado alto hacen a la persona diferente, eso seguro. Y al sentirse diferente e incomprendido es más fácil deprimirse, tener una vida más solitaria, tener carencias. Imagino que un filósofo inteligentísimo tendrá pocas personas con las que pueda mantener una conversación medianamente a su altura, y eso debe ser triste.

También creo que esas cualidades en alto grado tienen unas fuertes exigencias, piden ser desarrolladas, muchas veces a costa de otros aspectos de la vida que nos dan equilibrio y bienestar.

Sí, es una verdadera lástima que nunca llegara a saber a cuántas personas nos hizo felices su arte, y los que vendrán. Besos

Cristina dijo...

Ah, qué maravilla de cuadro. No lo había visto nunca y me parece muy, muy bonito.

Gracias por el descubrimiento.

Elvira dijo...

¿Verdad? Y no es el típico cuadro "estético", pero es una maravilla. A mí me inspira ternura.