domingo, 27 de mayo de 2012

Tiempo de amapolas



Amapolas (Papaver rhoeas). Fotografías: Elvira Coderch.

19 comentarios:

Tracy dijo...

Es la florsilvestre que más me gusta, me recuerda a mi madre.

Pilar Vidal Clavería dijo...

Preciosas las dos fotografías, tiene tanta fuerza ese rojo y da tanta alegría.

La amapola es una flor que gusta a tantas personas!!!!

Disfrutemos del tiempo de las amapolas.

Besos Elvira

virgi dijo...

Te han salido magníficas, Elvira.
¿No estarían esperando por ti?
Bsssssssss

Axis dijo...

Suspiros...

y beso!

Laura Uve dijo...

Preciosas... en Aragón se llaman también ababoles.

Besos!!

María Diez dijo...

Que bonitas te han quedado, el rojo en su punto, y ya es dificil.
Puro terciopelo.
Un beso

Chomp dijo...

Cuatro pétalos que parecen vestido, y con ese hermoso tono rojo. Como me gustaría verlas mecerse, cuando el suave aire viene a tocarlas.

Saludos amiga...lindas fotos.

Maria Dolors dijo...

¡ Que intensidad de color !
Preciosas fotos.

Bon dia Elvira.

Elvira dijo...

Hola a todas: es verdad, tienen un rojo muy especial, y tienen la capacidad de enamorarnos cada año de nuevo. Besos y gracias por la visita!

Alice vio la luna... dijo...

He plantado en las jardineras de la terraza unas flores del género Papaver y han empezado a salir ya. Son espectaculares!

Reyes dijo...

Preciosas.
No suelen ser tan espectaculares...o será tu mirada.
Besos.

Anónimo dijo...

Me encantan las amapolas.
Son un regalo.
Las veo mientras conduzco, en las cunetas, en los campos. Duran poco, pero dan alegría.
Besos
Mina

María dijo...

Sí es que parece que pueden acaricierse!! Son preciosas, Elvira!!
Un abrazo!!

Isabel dijo...

Siempre lo digo, las amapolas me chiflan y éstas más.

Besos.

Elvira dijo...

Hola Alice: hay unas amapolas rosas y violetas preciosas.

Hola Reyes: estas estaban así de guapas. :-)

Hola Mina: sí que duran poco, pero al día siguiente salen otras, y así hasta que se acaba la temporada.

¡Gracias, María!

Hola Isabel: estas para ti.

Besos a todas!

Marcos Callau dijo...

Qué bella luce la primavera en tu blog. es un deleite para los sentidos pasar por aquí. Besos.

marcelo dijo...

Un gran mundo el de las amapolas y sus alcaloides: el que elementos del tercer Reich usaron a destajo para sus atrocidades, con el tiempo y durante la guerra se les dejó de enviar su materia activa y, lo que hiceron fue confeccionar una molécula semejante, la que dio lugar a la metadona, que ellos maquillaron como Adolfina.

Aquí abunda mucho la dubium, la dudosa.

abrazos casi veraniegos.

jcabezonalonso dijo...

He recordado las amapolas que siendo chaval veía en el campo.

Elvira dijo...

¡Gracias, Marcos!

Hola Marce: no tenía ni idea de lo que nos cuentas hoy, ¡Qué horror!

Hola Jesús: y ahora también las ves, ¿no?

Besos a los tres