miércoles, 21 de marzo de 2012

Troncos de hayas

Troncos de hayas (Fagus sylvatica). Fotografía: Elvira Coderch

18 comentarios:

Elvira dijo...

¿Veis las diminutas campanillas de invierno a los pies del haya?

Felisa y Ernesto dijo...

Sí, sí, gracias por hacerme reparar en ellas...
Pero que cambio de ambiente, y que bonita foto, me encantan los troncos de los árboles, hay tantos dibujos ahí,y el encuadre recuerda a cuadros de Kokoscha, Klimt...y unos cuantos deliciosos más.
Saludos
Felisa
Por cierto mirando la foto anterior..., nunca he visto por aquí fotografiada una felicia, estas que son como margaritas, azules y con el corazón amarillo-naranja..., y que llevan mi nombre..., me encantaría ver el retrato que les haces.(una sugerencia-petición)

Chomp dijo...

¿Son blancas, Elvira?. Esos troncos parecen pies de aves grandes.

Un abrazo.

virgi dijo...

¡¡¡Si no lo dices, no me hubiera enterado!!! Cuánta delicadeza.
La de ellas y la tuya.

Sinuhe, el que es... dijo...

Hola, Elvira:

Esta foto será una de mis favoritas, junto con la flor de almendro y las iluminadas campanillas que nos enseñaste anteriormente. Por supuesto no había notado las florcitas en esta toma, pero cuando las ví pensé: allí está la firma de Elvira!! ¿Seguro que no las agregaste con un pincel?

Luego busqué el resto de las fagáceas, y encontré la inmensa haya, al lado de tu hija, y esa hoja de roble al trasluz. Magníficas!!

Quiero darte a cambio: una canción de Don José Larralde titulada "El viento y el roble"; creo que te va a gustar (esta noche me desvelé escuchando a este gran cantor argentino):

http://www.youtube.com/watch?v=ABf8emA6jhQ

Que tengas una buena semana!!

Elvira dijo...

Hola Felisa: me encanta que compares la foto con esos cuadros de bosques de Klimt. Te dejo dos enlaces a las margaritas azules que llevan tu nombre:

http://floresypalabras.blogspot.com.es/2010/04/margarita-azul-ii.html

http://floresypalabras.blogspot.com.es/2009/05/margarita-azul.html

Hola Chomp: sí, son blancas, puedes verlas en detalle 12 entradas más abajo. Me chiflan esas flores!

Hola Virgi: yo misma no sé si las habría visto de no saber que estaban ahí.

Hola Sinuhe: mil gracias por la bella canción, no la conocía. Me alegra que te guste tanto. :-)

Besos a todos!

Dorisalon dijo...

Hola Elvira, me encantan esos troncos... tengo recuerdos muy bonitos de cuando era pequeña que jugaba y me encaramaba en ellos. Esas florecillas son un detalle muy lindo. Un abrazo

Laura Uve dijo...

Siii..... qué pequeñitas al lado de esos magníficos troncos.

Un beso!!

Rayuela dijo...

campanillas pequeñitas abrazadas a las piernas fuertes de las hayas.

besitos, elvira*

Montse dijo...

Me encanta esta imagen de los troncos, me gusta ver la raíces aferrándose a la tierra mientras el tronco sube y las ramas claman al cielo.
Los árboles son la esencia de la vida y esa fotografía es magnífica.

Un beso enorme.

Marisol Arancibia dijo...

Hola Elvira esta es una foto preciosa, eres muy buena fotógrafa, ya sabes que me gusta todo lo que tiene que ver con la naturaleza creo que es una de las pocas cosas que me hacen feliz, un abrazo.

Lucas Fulgi dijo...

Me encantan los árboles. :)

Me gustan mucho tus fotos, Elvira. Te felicito.

Saludos

littleEmily dijo...

Había visto los brotes pero la vista no me ha llegado hasta las campanillas. Con el solecito que parece haber en la foto, me sentaría a leer bajo ellas.
Besitos.

Elvira dijo...

Hola Doris: es buenísimo para los niños tener naturaleza cerca para jugar en ella.

Hola Laura: sí, a mí también me llamó la atención ver las campanillas tan diminutas en comparación.

Hola Rayuela: y a los pies! :-)

Me alegra que te guste, Montse. Estás muy poética!

Hola Marisol: la naturaleza nos regenera y nos reconforta, para mí es lo mejor junto con mis afectos, por supuesto!

Hola Lucas: a mí también. Y muchas gracias!

Hola Little Emily: hacía fresquito, no creas. Yo de ti esperaría a que el sol caliente un poco más a esa altura.

Besos a todos!

cecibustos dijo...

Elvira:
Fascinante imagen. Yo también me quedo hipnotizado contemplando los troncos de los árboles. Tú, en esta ocasión has captado ese milagro, esa sorpresa de la forma tallada por la naturaleza, que no son patas de pájaros gigantes, sino eso mismo que vemos: forma única e irrepetible. ¡Brillante!
¡Felicidades!
Un abrazo,
Cecilio

Anónimo dijo...

Como me hace recordar la infancia en Suecia. Ahí abundan los bosques de hayas.

Gracias Amiga!

Eva

Elvira dijo...

¡Muchas gracias, Cecilio! Un abrazo

Elvira dijo...

Hola Eva: algún día a lo mejor conoceré tu bella tierra, pero no en pleno invierno, ¿eh? Besos y gracias a ti