martes, 23 de agosto de 2011

Dos fotos de Ginebra



Dos vistas de Ginebra desde el lago Lemán. Fotografías: Elvira Coderch.

Lo que más me gusta de Ginebra es el lago y el Jardín Botánico. Así que no hice muchas fotos típicas de la ciudad, excepto algunas del famoso surtidor.

12 comentarios:

Tracy dijo...

Con tus fotos es como si hubtese estado en su lago. Gracias.

Dorisalon dijo...

Preciosas las dos fotos pero, la primera con ese arco iris es una maravilla. Un abrazo

giovanni dijo...

Tienes buena cámara... muy nítida. Detecté encima de un edificio el nombre de Raymond Weil y lo curioso es que en su sitio http://www.raymond-weil.com/ sale más o menos la misma foto.

No veo tormenta en la foto, felizmente. Debe haber sido una visita agradable.

Un beso

Rayuela dijo...

hermosas, elvira*

Alice vio la luna... dijo...

Mis hijos han estado con su padre y su otra abuela a primeros de agosto, qué casualidad...

Elvira dijo...

Hola Tracy: te recomiendo un buen paseo en barco, me encantó.

Hola Doris: se veía el arco iris constantemente, un gusto.

Hola Giovanni: Las Canon compactas son estupendas, estoy encantada con la mía. He mirado la página que dices y es cierto!

¡Gracias, Rayuela!

Hola Arancha: pues sí. Supongo que tus hijos habrán hecho más fotos de la ciudad que yo.

Besos a todos!

María dijo...

Estas en Ginebra?? Estuve en Julio...y es la parte que me falta por nombrar...es maravillosa, verdad??
Y tú la has retratado de maravilla.
Un besin!!

Elvira dijo...

He pasado 3 días allí, visitando a mi hija. Volví el lunes. Seguro que tú lo explicas de maravilla en una de tus entradas. :-)

Besos

jcabezonalonso dijo...

Me alegro que hayas viajado. No conozco Ginebra. Un saludo para tu hija de "un rendido admirador" de su madre.

Elvira dijo...

Ooohh, Jesús, me has emocionado, ¡gracias! Claro que le daré el saludo de tu parte. Un beso

Cristi dijo...

Me encanta Ginebra; qué belleza de paisajes unas fotos muy veraniegas recuerda a las vacaciones.


Saludos.

Elvira dijo...

Sí, ya hace dos semanas que volví de Ginebra, pasa el tiempo volando.

Saludos