miércoles, 11 de mayo de 2011

Dorothea Lange: Esperando

Waiting, internment (1941). Fotografía de Dorothea Lange.

20 comentarios:

giovanni dijo...

Muy evocativa esta fotografía, por la ropa del señor, por su mirada hacia... y también por el blanco y negro y la luz y sombra.

Besos

Marcos Callau dijo...

Anda que no lleva equipaje el amigo!

Montse dijo...

Has hecho que nos enamoremos de las fotografías de esta artista, tanto como de las tuyas!!
Giovani lo ha dicho muy bien, es muy evocativa y el b/n realza esa sensación.

Muchos besos, guapa.

leo dijo...

Me encanta esta mujer, se confirma (La Lange) (Y tú, por escogerla y regalárnosla, je).
Besis.

chanclas dijo...

Lo reconozco:no conocia a Dorothea. Me han impresionado sus fotografias y su vida.
Profundizaré mas en ambas que me parecen apasionantes.
Gracias Elvira

Dorisalon dijo...

Genial como todas las fotos de Dorothea Lange... Un abrazo

vicente dijo...

Bella fotografía... No va de viaje sino que vuelve a amar como lo amaron, a escuchar el idioma de sus raíces y de sus primeros sueños. Hombre: Espera a tu familia y tus amigos que ya vienen por tí.
Sí, bella fotografía. Gracias Elvira.

Alice se perdió dijo...

Parece que el personaje tiene todas sus posesiones debajo de sí: unas maletas y un colchón. ¡Qué poco nos hace falta en la vida y cómo nos la complicamos!

Bonita foto,

Reyes dijo...

qué buena foto.
Me recuerda a mí pero sin mochila.
Siempre esperando.
La cuestión es qué.
Un beso, Elvira.

Elvira dijo...

Hola Giovanni: creo que ese joven está esperando ser internado en unos campos que habilitaron para japoneses. Aunque la fecha que ponía bajo la foto era 1941 (en la página que he enlazado), más bien pienso que sería en 1942. Te dejo un enlace:

Japanese Internment Camps

Hola Marcos: todas sus pertenencias, imagino.

Montse, Leo, Doris: me alegra que os guste. Y gracias por la parte que me toca.

Hola Chanclas: pues yo la descubrí el año pasado, no creas. Vale la pena, realmente.

Hola Vicente: me gusta lo que te ha evocado.

Hola Arancha: desde luego, nos la complicamos demasiado. Lo importante de verdad son tres cosas: la salud, los afectos, y lo primordial para vivir con un poco de bienestar, sin excesos.

Hola Reyes: es verdad, a veces estamos esperando no se sabe qué.

Besos a todos!

Rayuela dijo...

exilio
es en lo primero que pensé cuando ví esta bella y sobrecogedora foto.

gracias por Lange, Elvira*

Elvira dijo...

Se nota que no es un viaje de placer, ¿verdad? Gracias a ti, y besos!

Anónimo dijo...

Reyes dijo:

qué buena foto.
Me recuerda a mí pero sin mochila.
Siempre esperando.
La cuestión es qué.
Un beso, Elvira.

Elvira dijo...

Copio aquí lo que contesté a todos, aunque algún comentario se ha perdido:

Elvira ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Dorothea Lange: Esperando":

Hola Giovanni: creo que ese joven está esperando ser internado en unos campos que habilitaron para japoneses. Aunque la fecha que ponía bajo la foto era 1941 (en la página que he enlazado), más bien pienso que sería en 1942. Te dejo un enlace:

Japanese Internment Camps

Hola Marcos: todas sus pertenencias, imagino.

Montse, Leo, Doris: me alegra que os guste. Y gracias por la parte que me toca.

Hola Chanclas: pues yo la descubrí el año pasado, no creas. Vale la pena, realmente.

Hola Vicente: me gusta lo que te ha evocado.

Hola Arancha: desde luego, nos la complicamos demasiado. Lo importante de verdad son tres cosas: la salud, los afectos, y lo primordial para vivir con un poco de bienestar, sin excesos.

Hola Reyes: es verdad, a veces estamos esperando no se sabe qué.

Besos a todos!

Elvira dijo...

El enlace que mencionaba arriba, que no se ha copiado:

Japanese Internment Camps

Rayuela dijo...

veo que mr blogger no te envió mi comentario de ayer...

exilio: eso fue en lo primero que pensé cuando vi esta foto de la gran Dorothea.

besos*

Elvira dijo...

Sí que me llegó, Rayuela, pero luego se lo llevó. Captaste bien el espíritu de la foto.

Besos

NáN dijo...

cuando te acompañas de más kilos de los que pesas, algo va mal.

Elvira dijo...

Pues sí. Se le ve inseguro, ¿verdad?

José Luis Ríos dijo...

Una fotografía ambigua, más que otras, aunque luego he leído tu explicación.

Saludos, Elvira