jueves, 11 de noviembre de 2010

Rosa Gaudí

Rosa Gaudí (Dot 1969). Fotografía: Elvira Coderch

10 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Espectacular su variedad de colores. Por cierto ¿y eso de Guadí?

Elvira dijo...

Se llama Gaudí, como el arquitecto. Aún era más bonita en la realidad, no conseguí captar la luz tan bella como era.

María dijo...

Es preciosa!! Y el nombre la acompaña. Acabo de venir de Barcelona, de ver la Sagrada Familia y como ya hace años...sigo quedándome maravillada.
Un abrazo, Elvira!!

Carmen Pereira dijo...

Las fotos de tu blog son bellímas, pero esta rosa es una maravilla.

Un beso grande!

Laura Uve dijo...

Es extraño ese color, ¿es así? ¿del amarillo al rosa? Es extrañamente hermosa. Me gusta (qué raro ¿no? jejeje). Con una rosa es difícil no acertar conmigo.
Un abrazo.

Rayuela dijo...

esta rosa sí me gusta!

besitos*

Montse dijo...

¡Qué bonita!, que tenga varias tonalidades la hace espectacular.

Un besito.

Kinezoe dijo...

Otra belleza de flor. Qué haríamos todos sin esos parques tan maravillosos que dan color a nuestros días...

Buenas noches, Elvira. Un beso y muchas gracias por el comentario de ayer en mi blog. Por si no te contestara desde allí... ;-)

Cristina dijo...

Es como la lantana (la de estos colores, quiero decir) pero en rosa. ¡Me gusta!

Elvira dijo...

Hola María: hace años que no voy a la Sagrada Familia, no era una de mis obras de Gaudí favoritas, pero me dicen que vaya ahora, que vale la pena.

¡Muchas gracias, Carmen! Siempre me maravilla lo mucho que sabes de plantas.

Hola Laura: ya he visto unas cuantas rosas que mezclan el amarillo con el rosa, aunque esta es la más bonita. Mi madre tenía un rosal cuyas flores eran completamente amarillas al abrirse, y a medida que iban pasando los días se volvían más rosadas.

Hola Rayuela: pues esta rosa para ti.

Hola Montse: y como decía más arriba, aún era más bonita, tenía una luz preciosa.

Hola Kine: gracias a ti, y si te apetece ausentarte unos días del blog para pasear por tu bella ciudad y sus jardines, me parece estupendo.

¡Es verdad, Cristina! Hay esa lantana que parece un helado de fresa y vainilla.

Besos a todos!!