sábado, 30 de octubre de 2010

Vid en otoño



Vid (Vitis vinifera). Fotografías: Elvira Coderch

Esta entrada se la dedico a mi hermano Pepe.

17 comentarios:

Rosalía dijo...

¡Qué bellísima explosión de color!
gracias por compartirla, yo este año no he tenido cerca esas vides cambiantes de color a mis pies, pero en mi retina es una imagen bien guardada.
Saludos.

Marcos Callau dijo...

Maravillosa y colorista esta entrada tan apetitosa. También encontré en mis recientes paseos por la montaña algunso ejemplos como éste.

enric batiste dijo...

¡Están para mirarlas y comérselas!

Un beso embriagado por la vid

María Diez dijo...

Preciosas fotos. Qué bonitas son las vides en otoño.
Un beso

Acanto dijo...

¡¡¡Madre mia...!!! que pasada, meee encaaantan, el otoño pasado estuvimos en unos campos del somontano del Moncayo, camino del susodicho para mi búsqueda de hojas...y setas, y recogí buena cantidad para mi archivo

Estas hojas y otras que son rojizas me gustan tanto que a veces en mi mini-taller cojo una y la pongo cerca del flexo para contemplarla y me digo, no necesita nada más, es tan bella..

¡Huy que me emociono!
Un racimo de besos

María dijo...

Parece que voy a coger una uvita!! Preciosas!! Como siempre, Elvira!
Un abrazo y buen día otoñal!! Por aquí, con colores ocres y día intempestivo...

Isabel dijo...

Está todo en ella, la vid. Hasta las uvas parecen haberse puesto de acuerdo para brindarte y brindarnos el color.
Y en tu mirada para captar la belleza.

Un abrazo.

Elvira dijo...

Hola Rosalía: era una explosión, realmente. Le pedí a mi hermano que parara el coche para fotografiarlas. Y luego resultó que estaban junto a un restaurante estupendo. O sea que matamos dos pájaros de un tiro.

Hola Marcos: a ver cuándo te animas a fotografiar lo que encuentras en tus paseos.

Hola Enric: sí, son unas uvas un poco tardías, no sé si eran dulces o ácidas, no las probé.

¡Gracias, María! Lo curioso es que estaban justo a otras vides cuyas hojas mantenían un color verde, tirando ligeramente a ocre.

Hola Rosa: me encanta tu entusiasmo con las hojas.

Hola María: por mí, puedes servirte las que gustes. :-)

Hola Isabel: es verdad, son unas uvas de varios colores, me llamó la atención.

Me alegra que os gusten. Gracias y besos!

añil dijo...

Espectaculares.



Un beso

Jesús Cabezón dijo...

Viendo esas fotos, he recordado cuando siendo chaval iba a la casa de unos tíos míos que tenían vides y me pasaba allí los días de la vemdimia, tratando de estorbar lo menos posible y ayudar en lo que podía.

Sandro PIRAS dijo...

bellissime foto!!!

Elvira dijo...

-¡Gracias, Añil!

-Hola Jesús: debes tener recuerdos muy vívidos de esas vendimias.

-Grazie mille, Sandro! Y bienvenido al blog.

Laura Uve dijo...

Me encanta, es una parra ¿verdad? Los colores de las hojas divinos y el de la uva también. Otoño puro.
Un abrazo.

Elvira dijo...

Sí, Laura, una parra preciosa. Otoño puro, es cierto.

Un abrazo

Jesús Cabezón dijo...

Tengo muy buenos recuerdos, Elvira.

Kinezoe dijo...

Preciosa. De bonitos que son esos tonos parece mentira sea real.

Un beso.

Elvira dijo...

¿Verdad? Me pasé una media hora haciéndole fotos. Me enamoré de esos colores.

Un beso