lunes, 22 de marzo de 2010

Edward Hopper: Yonkers

Yonkers (1916), de Edward Hopper, Whitney Museum of American Art, N.Y.

31 comentarios:

M.M. Clares dijo...

Este pintor es sorprendente. Me gustan más estos pequeños apuntes, por lo que aparenta saber, que sus composiciones más conocidas. Es increíble la manera de centrar el tema y darle toda la profundidad necesaria. Todavía me quedaré un poco más mirando esos postes de electricidad y esos azules del fondo que cualquier otro hubiera emborronado. Este tipo enseña a mirar.

Ofelia dijo...

Hola Elvira,
ahora si están superados los problemas técnicos.

Sorpresa ante este cuadro. Tiene una perspectiva muy original y avanzada a su tiempo. Rezuma modernidad, stres y dinamismo.

Me fascinan los cuadros que muestras de este autor.

Besos guapa

Juan Luis Seisdedos dijo...

Es un cuadro extraño y ambicioso. Tanta gente en un lienzo no es habitual en Hopper. Los azules sugieren muy bien un día muy luminoso. Me gusta aunque, tal vez un poco abigarrado.
Saludos cordiales.

leo dijo...

Me encanta Hopper, cada vez más. Siempre te digo lo mismo, peeeero...
Un beso.

Sí es lo que parece dijo...

Cuánto detalle se aprecia en este cuadro.

Y el contraste de los amarillos y azules, me gusta bastante.

besos

Jesús Cabezón dijo...

Veo que Hopper sigue siendo un de tus debilidades. También lo es mía.
Escéptico

Elvira dijo...

Hola Manuel: a mí me gustan más algunos de sus cuadros más conocidos, como Nighthawks, pero éste me gusta mucho también. No se reconoce tanto su estilo como en otros cuadros. Es verdad, Hopper enseña a mirar.

Hola Ofelia: me alegro que ya puedas abrir la página bien. Creo que tu análisis del cuadro es muy acertado.

Hola Juan Luis: Sí, está mucho más lleno de figuras que otros lienzos suyos, no tienes esa sensación de soledad tan frecuente en la mayoría de sus obras. La luz y los colores tampoco son los habituales.

Hola Leo: Yo también soy "repetía", jaja!

Hola María: Me alegra que te guste.

Hola Jesús: si, lo sigue siendo. Lástima que me queden pocos cuadros en reserva.

Besos a todos y gracias por la visita

adelaida dijo...

Hola Elvira,a mi me entusiasman los faros de Hopper!!
Tengo unos cuantos en mi baño y no me canso de mirarlos!
un beso de buenas noches

Elvira dijo...

Hola Adelaida: Te alabo el gusto, también son de mis cuadros preferidos de Hopper.

Besos de buenas noches!

Aquí me quedaré... dijo...

¿Te quedan pocos cuadros de reserva?
Un autor menos para sufrir con las advinanzas...

Felices sueños

Marcos Callau dijo...

La verdad es que este cuadro de Hopper es distinto a todos los que había visto de su obra y no lo conocía. Pero, en cualquier caso, me sigue gustando mucho el ambiente que caracterízan a todas sus obras. Besos, Elvira

Tawaki dijo...

un pintor que conocí hace poco tiempo y que me gusta mucho. Estuve en el museo, en mi última visita por NY, pero era demasiado moderno para mi gusto.

Besos

Montse dijo...

Este cuadro de Hopper tiene mucha más animación y movimiento que los otros que he visto, la falta aquella sensación de vacío, pero por otro lado está fantástico.
Me gusta.

Besos de "bona nit"

Elvira dijo...

Hola Aquí: ya no os martirizo con adivinanzas, jaja! Hasta que me vuelva a dar la vena.

Hola Marcos: sí, diferente pero también nos gusta.

Hola Tawaki: es que tú no paras de viajar, menuda envidia! :-)

Hola Montse: sí, mucha más vida y movimiento, más color, más de todo.

Muchos besos a todos y buenas noches!

Cristina dijo...

En la mayoría de los cuadros de Hopper que pones lo que más me sorprende es que casi se oyen. Hay algunos en los que el silencio casi se "palpa" y en este cuesta creer que el ruido del ajetreo callejero sólo esté en mi cabeza.

Elvira dijo...

¡Qué interesante lo que dices, Cristina! Es verdad, este cuadro tiene "banda sonora". Estoy oyendo el ruido del tranvía. :-)

Me encantan los comentarios que suscitan los cuadros de Hopper.

Pilar dijo...

a mí me llaman la atención los colores, el contraste del amarillo con los azules intensos, las sombras... te hace sentir el medio-día¡¡
precioso¡¡
besos

Francisco Machuca dijo...

Este cuadro me ha gustado de siempre.Tiene una luz con esos amarillos tan marcados,que me dan ganas de volver a ciertos tiempos que nunca conocí.

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

No parece tan antigua la escena, ¿verdad? Yo habría dicho que era de los años 30 como muy atrás.

No estaría mal echar un vistazo a esos tiempos.

Besos y un fuerte abrazo

Femme d chocolat dijo...

Mmmmmm, me enscanta este otro tipo de pincelada de Hopper. Casi más que la suya habitual; lde da mucha viveza

Elvira dijo...

Yo no he visto más cuadros suyos de este estilo, ¿tú sí? Besos

Sra de Zafón dijo...

Yo nunca habría adivinado que era de Hopper, porque es verdad que tiene otra pincelada totalmente diferente.

Los tranvias me traen recuerdos de la infancia, pero sobre todo de Lisboa. A este cuadro le pegaba un fado.
Besazos

Elvira dijo...

Hola Chusa: Yo no conozco Lisboa, todo el mundo dice que es preciosa.

Sí, tiene un estilo muy diferente al de sus otros cuadros.

Besos con música de fado

Kinezoe dijo...

Vaya, otro Hopper. Me gusta. Siempre me hace ilusión descubrir una nueva pintura de este hombre. En esta ocasión vuelve con un estilo algo más difuminado pero igualmente bueno. Creo que logro distinguir la bandera de los Estados Unidos en lo alto de un rascacielos, jeje... Me gustan estos tonos amarillos.

Un abrazo.

Elvira dijo...

Vaya, Kine, y yo que creía que eso era un helicóptero, jajaja! Estoy cegata. Gracias por mostrarme lo que era.

Un abrazo

ILONA dijo...

No conocía este cuadro de Hooper, me parece bastante diferente al resto de su obra, más cálido. Yo prefiero sus inquietantes cuadros sobre la soledad y el aislamiento. Pero éste me gusta también, soy una incondicional de este pintor.

Un saludo y felicidades por el blog, que descubrí hace poco.

Elvira dijo...

Hola Ilona, bienvenida! Yo también prefiero los otros aunque me gusta mucho éste.

Gracias por tus palabras y saludos!

Aquí me quedaré... dijo...

Me recuerda más que a los de Lisboa, a los de Oporto. Hace años los usaban incluso para hacer mudanzas. También los hay en A Coruña para subir a la Torre de Hércules.
Es una que hayan desaparecido los tranvías y tengamos que admirarlos en los cuadros.

Besos y buenos días

Elvira dijo...

Hola Aquí: me encantaría conocer Oporto, debe ser precioso. En Barcelona no han desaparecido los tranvías, tenemos el azul que sube a la base del funicular del Tibidabo, y otro que va por la Diagonal, este es moderno.

Besos y buenos días

Aquí me quedaré... dijo...

La última vez que estuve en el país vecino hace unos seis o siete años, me han dicho que ha cambiado muchísimo.
Cuando esté acabado el AVE, nos vamos ¿vale? Ahora es un viaje demasiado largo que ya tenemos nuestros años (risas)

Merece la pena hacerlo en coche y sin prisa entrando por Fuentes de Oñoro. Esa zona te encantaría.
Ponte pronto bien ¡hijapordios!

* Los vuestros los conozco. Aquí ni tranvía ni playa.

Un abrazo

Elvira dijo...

"Ponte pronto bien ¡hijapordios!" Eso, eso, y así podré viajar. No estaría nada mal eso que propones, estaría estupendo!

Un abrazo