miércoles, 3 de febrero de 2010

Pequeñas alegrías


Rosa silvestre (Rosa canina). Fotografía: Elvira Coderch

-Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la gran felicidad.

-Lots of people lose the little joys, waiting for the greatest happiness. (Pearl S. Buck)

29 comentarios:

giovanni dijo...

Hay todo un mundo dentro de esa flor!
(y hay respuesta de Lentitud y de mí para ti en mi blog)

Elvira dijo...

Sí, cuántas cosas hay dentro de esa flor.

Ah, pues voy para allá. :-)

Manuel Márquez dijo...

La foto (y la flor) -o viceversa- son una preciosidad. Y el mensaje encierra su buen grado de verdad, a qué negarlo. Pero no siempre lo tenemos tan claro a la hora de aplicarlo en la práctica.

Un abrazo y buen día.

Bob Fisher dijo...

Hermosa belleza muy bien retratada, adornada con sus característicos llamativos colores.
Ya va quedando menos, para una nueva primavera.
Un cordial saludo.

leo dijo...

NO hay como la alegría de lo pequeño, ¿verdad? me inclino a pensar que lo demás son quimeras.
La flor, efectivamente, me parece que lo resume todo.
Un besín.

Elvira dijo...

¡Gracias, Manuel! Ya es mucho tenerlo claro para ir en la dirección adecuada. Pero a veces nos cuesta ponerlo en práctica.

Un abrazo

Elvira dijo...

¡Gracias, Bob! Sí, ya queda menos, ¡qué ganas tengo!

Un cordial saludo

Elvira dijo...

Es verdad, Leo, casi todos los temas en mayúsculas nos impiden disfrutar de lo pequeño. Y luego resulta que no los alcanzamos y encima nos hemos perdido el paisaje a ambos lados del camino. Y las flores. :-)

Besos

Ofelia Opo y Ramón Mon dijo...

Hola Elvira,
totalmente de acuerdo con esta frase y con Manuel Márquez.

A veces nos cuesta conectar con las pequeñas alegrías, y eso que pueden estar en cualquier evento: la entrada del aire en los pulmones, el sabor de una comida, o la aparición de una flor.

Intento(no siempre con éxito) convertir estos pequeños milagros en alegría, y cuando ocurre siento un gran agradecimiento hacia mis sentidos.

Casi puedo oler esta rosa divina!!!!!

Besos alegres

Pilar dijo...

mi ordenador se está convirtiendo en patata, ya está germinando, jajaja... es la ssegunda vez que intento el comentario, y ya se me olvidó todo¡¡¡
preciosa foto y maravillosa luz¡¡¡
del pensamiento decía que pienso que sólo existe el camino, no los términos absolutos llámense felicidad, amor...
besos

Elvira dijo...

Hola Ofelia: no siempre tenemos éxito, pero vale la pena intentarlo.

Yo también casi la huelo. Soy una enamorada de las rosas, como ya sabes, y de las silvestres especialmente.

Besos alegres

Elvira dijo...

Hola Pilar: eres la segunda persona que me dice hoy que le cuesta dejar un comentario. ¿Por qué será? Me alegra que al final hayas podido.

Exacto, ni los términos absolutos ni concentrarse sólo en la meta. Conviene disfrutar del camino todo lo que se pueda.

Besos

Perséfone dijo...

Gracias, Elvira, por esta entrada. Magnífica luz!

Yo llevo ya mucho tiempo viviendo sólo de las pequeñas alegrías y, te prometo, que me están aportando un grado de felicidad jamás imaginado.

Un beso.

Elvira dijo...

Hola Perséfone: Me alegra que te haya gustado. Y valoro tu experiencia.

Un beso

Marina dijo...

Mi querida hada, no puedo resistirme a tus flores.
Gracias. No lo dejaré, me gusta demasiado escribir, pero me agobia no dedicar a mi gente el tiempo suficiente.

Creo que me estoy "desagobiando" y llegaré a todo. Es el maldito papeleo...

¡¡Qué bonitas tus flores!
Besos HdeF

Teresa dijo...

Bonita frase y muy cierta.

La fotografía preciosa como todas las tuyas.


Un calido abrazo.

Elvira dijo...

Hola Marina: Me alegra que no lo dejes. El papeleo es pesadísimo.
Gracias y besos

Hola Teresa: es una verdad que a veces descubrimos un poco tarde, pero vale la pena llegar ahí. Gracias y un abrazo

Kinezoe dijo...

Cuánta verdad encierra esa frase...

Y bonita flor, aunque nunca habría pensado que eso era una rosa... Hay que ver lo poco que entiendo del tema...

Un abrazo.

Elvira dijo...

No creas que eres el único, Kine. La mayoría de personas conoce las rosas de jardinería, pero no las silvestres.

Un abrazo

Montse dijo...

¡Ay, nuestra preciosa Rosa canina!
Y digo nuestra, porque es la que más nos gusta a tí y a mí.
Muy bien combinada con la frase, magnífica frase, que una rosa sencilla y silvestre nos puede dar esa pequeña felicidad de lo cotidiano mucho más que un ramo de rosas de vivero ¿verdad?.

Un lujo, la frase y la rosa y un lujo pasarme por aquí y disfrutar contigo.
Besitos!!!

Elvira dijo...

¡Y un lujo tu visita, querida Montse! Estas rosas alegran la vida. Y tienen un perfume tan suave y tan fino, ¿verdad?

Besos de buenas noches

Rayuela dijo...

hay alegría en la rosa silvestre!
hay alegría en esta foto!

Elvira dijo...

¡Y me alegra tu visita! :-)

Tawaki dijo...

Buena frase y mejor foto. Parece que tenga tres dimensiones.

Ramuol dijo...

Una frase rotunda, pero... que tire la primera piedra el que alguna vez en la vida no se haya perdido estas pequeñas cosas por estar inmerso en temas supuestamente trascendentales, eso sí, lo importante es darse cuenta a tiempo e intentar disfrutar de la vida lo más que se pueda, que es muy corta!!
Me quedo con lo dicho, lo importante es el camino!!
Besos Elvira

jcabezonalonso dijo...

¡Qué grandes son, en muchas ocasiones, las pequeñas cosas!
Escéptico

Elvira dijo...

Gracias, Tawaki. Viniendo de tan buen fotógrafo aún valoro más el cumplido.

Elvira dijo...

Hola Ramuol: yo no la tiro, no. Que también he caído en eso a veces. Sí que es corta, y si no se disfruta del camino, se hace muy dura.

Besos

Elvira dijo...

Es cierto, Jesús. Creo que esta es una de las cosas en las que he mejorado con los años, en saber apreciar las pequeñas cosas de la vida.