lunes, 24 de agosto de 2009

Quien no quiere razonar...

Quien no quiere razonar, es un fanático; quien no sabe razonar, es un tonto; y quien no osa razonar, es un esclavo. (He who will not reason is a bigot; he who cannot is a fool; and he who dares not is a slave.) William Drummond

8 comentarios:

MARIA GRAZIA dijo...

Good points, Elvira! I'm back from my early morning long walk, having breakfast and looking around your "corner of beauty"! Yo amo las personas que me ayudan en razonar! Que hayas un buen dìa! Me voy de prisa a duchar y ... de compras. Besos!

Elvira dijo...

Early morning long walk, that sounds great! It must be the best time of the day to walk in the summer. I normally go for a walk at around 8 p.m., when it is not so hot.

Es estupendo tener amigos lúcidos que nos ayuden a razonar, y también es mérito nuestro apreciar su lucidez, porque muchas veces es una cualidad poco apreciada. Algunas personas sólo buscan que les digas lo que quieren oír.

Besos

MARIA GRAZIA dijo...

Sì, de verdad Elvira! Pero a esas personas sirve mas que a otros oyr la verdad!

Elvira dijo...

Jaja! Tienes razón, les hace más falta, pero no creo que escuchen. Besos

Pilar en Córdoba dijo...

creo Elvira, que aunque no lo solemos admitir (precisamente por aquello que apuntas de que "quien no sabe razonar, es un tonto" y a nadie le gusta ser tonto...) es difícil practicar el razonamiento. Muy a menudo nos dejamos llevar por otras cosas, lo que a veces no es tan malo...
Primos hermanos de doña razón son "las razones", que aunque menos importantes son las que cada uno la suya aplica.
me encantan tus citas porque te hacen pensar...
besos

Elvira dijo...

Sí, esta cita da que pensar. Yo no creo que saber razonar implique el hecho de que los motivos para hacer o no hacer algo vengan o deban venir siempre de la mente. El impulso profundo o superficial que nos lleva a tomar una decisión puede venir del instinto, de las vísceras, del corazón... A veces observando y razonando entendemos por qué hicimos una cosa.

Esto da para mucho. Besos

Pilar en Córdoba dijo...

hablamos entonces de las razones, de lo que razonablemente creemos correcto, actuar de manera coherente con nuestras razones, que pueden provenir de los sentimientos, los sentidos (y que no siempre tienen porqué ser positivos.... -pienso por ejemplo en la venganza¡¡¡-)

entonces la RAZON con mayúsculas se quedaría sólo para la ciencia...

Elvira dijo...

A lo mejor sí, sólo para la ciencia. Aunque según Einstein algunas inspiraciones le venían de forma muy intuitiva, creo recordar que en sueños, incluso.