viernes, 21 de agosto de 2009

Por qué escribimos

Por qué escribimos es una pregunta que puedo responder con facilidad, ya que me lo he preguntado a mí misma muchas veces. Creo que uno escribe porque necesita crear un mundo en el que poder vivir. Yo no podía vivir en ninguno de los mundos que se me ofrecían - el mundo de mis padres, el mundo de la guerra, el mundo de la política. Tenía que crear un mundo propio, como un clima, un país, una atmósfera en la que pudiese respirar, reinar, y recrearme de nuevo cuando la vida me destrozara. Esa es, creo yo, la razón de cualquier obra de arte.

Why one writes is a question I can answer easily, having so often asked it of myself. I believe one writes because one has to create a world in which one can live. I could not live in any of the worlds offered to me — the world of my parents, the world of war, the world of politics. I had to create a world of my own, like a climate, a country, an atmosphere in which I could breathe, reign, and recreate myself when destroyed by living. That, I believe, is the reason for every work of art.

Anaïs Nin, February 1954, The Diary of Anaïs Nin Vol. 5 (1947-1955). (Fuente: Wikipedia)

22 comentarios:

Cristina dijo...

Genial explicación.

Elvira dijo...

Sí. :-)

giovanni dijo...

Very well said, 'an atmosphere in which I could breathe, reign, and recreate myself'.

Es interesante saber por qué uno escribe y aunque los motivos puedan ser también otros, creo que todos reconocemos ese deseo de crear su propio espacio, su propio mundo. Sobre el gusto del escribir escribí una vez que me encanta ser el guionista, actor y director de cine al mismo tiempo.

Un beso

Elvira dijo...

Pues sí, otra muy buena manera de decirlo. Creo que tenemos mundos dentro que desean salir, cobrar vida aunque "sólo" sea en palabras, y nos gusta que lleguen a otras personas. Hay muchas vidas en una vida.

Un beso, Giovanni

femme d chocolat dijo...

Conocía el párrafo, me chifla AnaÏs Nin, aún así, reconforta volver a leerlo; tiene tantísima razón.Es más , creo que en el fondo también es esa la razón de los "ávidos lectores" ( como yo, por ej) ;cuando no te gusta lo de afuera, hay que buscar la vida en algún otro lugar...

UN BESO GORDO. QUÉ GUSTO DA VENIR POR TU CASIA, siempre se encuentra una algo estupendo

^_^

Elvira dijo...

Hay que buscar vida donde sea, debajo de las piedras si hace falta, especialmente cuando no nos gusta lo de fuera.

Lo mismo digo respecto a tu blog. Muchos besos ^_^

Sra de Zafón dijo...

Qué maravillosa y, diría yo, certera descripción. La necesidad de crear un mundo propio, una atomósfera donde desenvolverse... También creo que detrás de cualquier escritor está la necesidad de descifrarse...

Besos

Elvira dijo...

Sí, desde luego. Has completado la cita de Anaïs Nin. Besos

Francisco Machuca dijo...

Lo que ocurre es que hay pocos encuentros reales.Hay poca literatura.Hay poca vida."Nada es real si no lo escribo."Virginia Wolf.Es decir;escribimos para salvarnos a nosotros mismos.Yo no puedo escribir si no me siento en la inminente necesidad de defenderme de algo con lo que estoy en radical desacuerdo.El acto de escribir supone para mi una forma de resistencia frente al medio que me condiciona,pero también sólo somos lenguaje y emoción pasajera de la vida.Escribir es la manera más profunda de leer la propia vida.Escribimos porque nadie se interesa por nosotros.Nos dirigimos a un mundo anónimo porque nuestros más cercanos se tapan los oídos cuando hablamos.Es precisamente la falta de contenido vital,ese vacío,el motor que nos obliga a escribir.A veces tenemos también la censura en casa,pero lo disimulamos clamando contra el sistema,cuando la verdad es que el sistema nunca se ha ocupado de nosotros.Escribir es desoir también el canto de sirena de la vida.Escribir es una batalla silenciosa en la que uno ha de ganar,o de perder palmo a palmo,un territorio que no es el suyo,con armas que no le pertenecen."Cuando no conocía la vida,escribía;ahora que conozco su significado,no tengo nada más que escribir.La vida no puede escribirse:sólo puede vivirse"Oscar Wilder.Para el que escribe mp existe una vida real:debe por eso crearla él mismo.Escribir es una carrera contra el tiempo en la que uno siempre se queda rezagado y acaba vencido.Escribir es el habernos conocido;es un corte de mangas a esta soledad tan ruidosa.

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

"Escribir es la manera más profunda de leer la propia vida." Cierto. Y también muy de acuerdo en que hay pocos encuentros reales, personas que se escuchen de verdad.

Pero yo creo que lo que escribimos también es vida, no estoy del todo de acuerdo con Oscar Wilde. Algunos de los encuentros reales (en su sentido más profundo) se dan a través de la escritura, como las buenas amistades blogueras: "Escribir es el habernos conocido; es un corte de mangas a esta soledad tan ruidosa." Pues sí, corte de mangas al ruido y a los falsos encuentros en los que nadie escucha a nadie.

"Yo no puedo escribir si no me siento en la inminente necesidad de defenderme de algo con lo que estoy en radical desacuerdo." En realidad es tu forma de afirmar aquello en lo que crees, lo que amas, lo que te da ganas de vivir. Y me alegro un montón de que escribas, querido amigo.

Besos y un fuerte abrazo

Francisco Machuca dijo...

Bueno yo entiendo lo que dice Wilde,o quizá lo entienda a mi manera que es muy diferente.Para escribir tienes que haberlo vivido antes,creo que es la mejor opción,la manera más rica de escritura.Otros la viven escribiendo y resulta un poco más esquemática,más abstracta,pero no exenta de curiosidad.Yo creo,mi querida amiga,que en cuestiones literarias todo vale.Un texto rico implica todas las posibilidades de la vida,es decir,la imaginación,la realidad,los sueños,etc,.Porque ¿qué és real? Escribimos también para poner en orden nuestros propios pensamientos.La realidad es insuperable,todo está realmente en ella y la vida pasa muy deprisa delante de nuestros ojos y necesitamos hacer un parón para capturarla,es un poco como la fotografía.Necesitamos ver una foto que detiene el tiempo de un momento fugaz para poder apreciarlo en su justa medida.¿No tienes la sensación de que todo pasa muy deprisa? Nuestra mente no puede asimilar tanta velocidad.Todo desaparece muy rápido.Pasas por una calle y ves,por ejemplo,un negocio de maletas.Vuelves a pasar a las dos semanas y ya no está.No tenemos puntos de referencia sobre nuestro pasado,porque todo ha desaparecido.Es lo que intentó decir Marcel Proust;el pasado es inalcanzable,tanto como nuestro presente.Después vino James Joyce para decirnos que el presente es tan inalcanzable como el pasado.

Besos.

Elvira dijo...

Ah, así como tú lo explicas sí estoy de acuerdo, es mejor haber vivido las cosas antes de escribir sobre ellas. Yo también creo que nuestras imágenes y sueños dicen mucho de quienes somos; de forma simbólica hablan de niveles muy profundos de nuestro ser. Y eso es real, aunque se presente de forma metafórica.

"la vida pasa muy deprisa delante de nuestros ojos y necesitamos hacer un parón para capturarla,es un poco como la fotografía." Sí, hace falta parar y enterarse bien, saborear, apreciar, profundizar. A mí últimamente no me parece que vaya tan deprisa, pero eso es por unas circunstancias muy particulares. Por lo general creo que es como dices.

Hablando de James Joyce, tengo pendiente ver Dubliners, a ver si en Septiembre me arreglan el DVD o me compro uno nuevo si no tiene remedio.

Besos

CORTIJO CABRIÑANA dijo...

cada uno, si le gusta, encuentra su razón para escribir, y a veces entiendes lo que escribir nos significa.
poco que añadir a todo lo dicho, acertadísimos todos¡¡¡
"la necesidad de descifrarse" cuán cierto sra de Zafón.
"leer la propia vida"
una delicia de conversación, da para mucho...
de acuerdo con Francisco Machuca: parar el tiempo para saborearlo... tiene mucho de eso.

Elvira,
besos

Elvira dijo...

Gracias por tu comentario, Pilar. Sí, ha sido una conversación muy interesante. Besos

Io dijo...

Una de las cosas que más me seducen de Anais Nin es que tuvo un tórrido romance con Henry Miller, un autor que para mí fue una revelación.

En cuanto a lo que explica sobre la escritura, no puedo estar más de acuerdo con ella. Cuando yo empecé a escribir novela me creé un universo diseñado por mí, y cada vez que me sentaba ante el ordenador el mundo real desaparecía a mi alrededor, y vivía por un tiempo en ese mundo alternativo en el que podía ubicar mis pensamientos e ideas, mis anhelos y rabias, creando los espacios que necesitaba para respirar, los personajes que se prestaban amablemente a ser mis portavoces, las situaciones que siempre hubiese querido vivir.

Escribir es maravilloso, es lo mejor que me ha pasado en mi vida personal, la del yo, la que no tiene que ver con nadie.

Y lo echo de menos.

Besos!

Elvira dijo...

Sí, sabía lo de ese romance, creo que tuvo muchos romances en su vida, tan intensa y difícil, supongo.

Y volverás a disfrutar escribiendo, seguro, Io. A veces hay baches en la vida, pero cuando pasan, volvemos a aquello que más nos gusta.

Muchos besos, novelista!!!

Katha dijo...

Hola Elvira,

¿Cómo te encuentras?

Interesantísima definición.

¿Por qué empecé a aporrear las teclas en rosa fucsia? Yo, que detestaba cualquier mínima redacción, resumen o cualquier cosa que se le pareciera cuando era más joven. Supongo que por lo mismo que comentaba esa escritora que siento no tener el gusto de conocer. Tal vez porque en aquel momento me asfixiaba, necesitaba un mundo alternativo, la ilusión de imaginar otros yo o tal vez ser más yo que nunca. Sólo que como una es como es, romántica y soñadora incurable, lo enfoqué al fucsia.
En mi entorno opinan que son una chorradas, tonterías, pérdidas de tiempo, peor lo cierto es que, aunque no las escriba, no puedo para de imaginar pequeñas historias, situaciones, pequeños momentos. A mí el fucsia me dio una nueva ilusión, una nueva afición y potenciar mi curiosidad: me encanta compartir opiniones con vosotras, entrar al blog de Elvira y enriquecer mi inmensa incultura con sus fotos y sus cuadros, aunque no recuerde sino una ínfima parte de lo que veo.

Besos y buenas noches.

Elvira dijo...

Gracias, guapa, y a mí me gusta leer lo que escribes; para mí nunca es una tontería hacer algo que nos permite expresarnos, ser un poco más quienes en realidad somos. Besos

Laura Uve dijo...

Adoro a Anaïs Nin, creo que tengo todos sus libros, novelas (incluidas las eróticas), Diarios... Me hicieron como persona adulta, ella, Virginia Wolff y Simone de Beauvoir. Leí todo, todito, hace un montón de años. Cuando puedo buceo en tu blog y hoy le ha tocado a esta mujer. Me parece que a través de ella, tre conozco un poquito más a ti.

Un abrazo grande, Elvira.

Elvira dijo...

Yo la conozco poco, pero es una escritora que pienso conocer más a fondo. Especialmente si empiezo a leer otra vez con más intensidad, pues estoy en fase lentísima.

Me encanta que te pasees por las entradas antiguas, Laura.

Un fuerte abrazo

Laura Uve dijo...

Yo estaba entusiasmada con ella. Los diarios merecen la pena. Espero que te recuperes de tus problemas de salud, la lectura es un bálsamo para tantas cosas...

Un abrazo grande.

Elvira dijo...

Se supone que son crónicos, pero no pierdo la esperanza de mejorar.

Gracias, guapa, y un fuerte abrazo