domingo, 2 de agosto de 2009

Acunar el sueño

A veces hay que acunar el sueño. Parece que se escapa... pero lo acunas, y vuelve.

13 comentarios:

femme d chocolat dijo...

Qué bonito!

Justamente esa es la palabra, y qué poco se emplea: acunar


Me encanta.

Lo acunaremos , Elvira, todo lo que haga falta.


Un beso con arrullos

Elvira dijo...

Gracias por los arrullos, femme! Ésa también es una palabra muy bonita. Besos ^_^

Francisco Machuca dijo...

Suelo recordar cada noche todo lo que sueño.Incluso tengo un diario que anoto todos los sueños que me parecen más fascinantes desde hace casi veinte años.A veces los utilizo para un relato o un capitulo de mis novelas no publicadas.Muchas veces suelo regalar un sueño.Te explico:vienen amigos a cenar a casa.Me da un impulso y voy en busca de mi cuaderno grueso.Lo abro al azar y arranco una página y regalo el sueño.A veces el mismo azar hace que la página sea el principio o el final del sueño sin conocer del todo la historia.Me hace mucha gracia que la persona que lo lee me exige que le de el sueño completo,pero yo me niego;un regalo es un regalo.

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

Jajaja! ¡Qué original! Yo sería de las que te pedirían el sueño completo, comprendo a tus amigos, ¡qué intriga! Antes anotaba mis sueños, tengo varios cuadernos (no sé si un día los tiraré). Era muy interesante y curioso, pero ya no lo hago. Sólo apunto alguno que me llama mucho la atención.

Besos y un fuerte abrazo

Pili dijo...

Regalar sueños, que bonito...yo me acuerdo de alguno pero si os lo cuento alucinaríais..eso si que es surrealista.

Acunar..arrullar..eso es lo que haceis Femme y Elvira con vuestros post. Acunarnos en un sueño cada día.
Un besico a todos y en especial a vosotras dos.

Elvira dijo...

Muchos sueños son surrealistas. Si te apetece nos cuentas alguno un día, Pili.

Gracias, guapa! Besicos

Francisco Machuca dijo...

Para mí los sueños son muy importantes porque forman parte de nuestra vida,quizá la más interesante,porque en ellos están nuestros miedos,nuestros deseos más ocultos y nuestras frustraciones.Te cuento uno de ellos que me impresionó muchísimo:
Íbamos un grupo de gente hacia el puerto para subir a un barco y realizar el viaje de nuestras vidas.Todos estábamos muy eufóricos.Llegamos al puerto y el barco tenía incrustrada toda la proa contra un rompeolas y esta destrozada.Subimos inconscientes de ello,muy felices.Desperté y llegué a una conclusión muy importante a la hora de recapacitar sobre nuestra pobre percepción respecto a nuestra realidad.Según mi sueño,fue necesario despertar para darme cuenta de lo que sucedía en el sueño,y,a veces,sucede lo contrario;tenemos sueños que nos rebela diversos aspectos de la realidad que no vemos despiertos.

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira dijo...

Sí que nos cuentan muchas cosas. Tu sueño es muy interesante, pero frustrante! En mi caso han sido especialmente reveladores los sueños recurrentes. Había un sueño que me inquietaba mucho, y poco a poco me di cuenta de que cuando se producía una situación en la vida real de la que debía apartarme, algo que no me convenía en absoluto (aunque me vendieran lo contrario), tenía ese sueño. Esto sucedió muchas veces a lo largo de varios años. O sea que era un aviso que aprendí a tener en cuenta. Parece que aprendí esa lección, pues el sueño no ha vuelto. Hay cosas que sabemos por dentro pero no escuchamos bien, por ideas preconcebidas que nos dominan y entonces no vemos con claridad.

Besos y un fuerte abrazo

Io dijo...

Anda, si me había saltado esta entrada.

Será que esta noche yo he sido incapaz de acunar el sueño, hasta que he comenzado a escuchar a los pájaros :)

Pero es que no había leído esto. Esta noche se me dará mejor.

Besos.

Elvira dijo...

Eso espero, Io, que dormir es muuuuy importante. Besos, guapa!

CORTIJO CABRIÑANA dijo...

no sé cómo podéis anotar los sueños... a mí los míos me parecen tan incoherentes que creo que son imposibles de redactar...

además, los sueños dormidos son para disfrutar en esos ratos tan maravillosos de "desconexión".

Y son mejores los sueños despiertos, porque esos sí que responden a nuestros deseos.

aunque a veces, también de reparo en escribirlos.

besos

Pilar

CORTIJO CABRIÑANA dijo...

a propósito de los arrullos, qué palabra ¡¡¡

el arrullo es una capita preciosa en la que amorosamente envolvemos a los bebés recién nacidos. Les hace sentirse protegidos, seguros, así, apretaditos, no añoran tanto el bienestar perdido: esa maravillosa presión de la que disfrutaran antes de ver la luz.

a todos nos encantaría estar arrullados en según qué momentos ¿verdad?

Elvira dijo...

Hola Pilar: sí, los deseos conscientes se ven muy bien reflejados en nuestros sueños de día, pero muchas veces hay deseos inconscientes que los sueños nos revelan, y como tienen mucha fuerza, mejor saber algo de ellos, ¿no?

Sí, los arrullos son muy acogedores, y como verbo, creo que arrullar es acompañar e inducir al sueño... Acabo de mirar el diccionario: "Adormecer al niño con arrullos" (como los sonidos que se hacen las palomas enamoradas) :-)

Huy sí, a todos nos viene bien eso. Besos