lunes, 18 de mayo de 2009

Utopía

"La utopía está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se desplaza diez pasos más allá. Por mucho que camine, nunca la alcanzaré. Entonces, ¿para qué sirve la utopía? Para eso: sirve para caminar." Eduardo Galeano

Pero ojo con el perfeccionismo... es una fuente de insatisfacción constante. Encontrar el equilibrio entre tener aspiraciones nobles que nos impulsen a mejorar y a la vez aceptar nuestras limitaciones con naturalidad, sin desesperarnos, es todo un arte. Creo que es bueno avanzar poniéndonos metas pequeñas, ir paso a paso. Estas metas pequeñas pueden formar parte de una aspiración mayor, por supuesto.

"Un viaje de mil millas debe empezar con un paso." Lao Tsé

22 comentarios:

María Diez dijo...

Bellas palabras. Buena entrada, Elvira. Siempre es un placer acercarme hasta "tu casa".
Un beso

Elvira dijo...

Un placer tus visitas, guapa. Y no digamos tus fotos. Un beso

giovanni dijo...

No puedo vivir sin utopía, ni pasos pequeños hacia algo… Creo que lo que nos mueve no es tan concreto y preciso sino bastante vago y amplio.

Un saludo desde Amsterdam y gracias por visitarme. Fue chistoso y un placer cantar con el mirlo.

Ramuol dijo...

Lo que hoy puede ser una utopía a lo mejor mañana no lo es ... me quedo con lo de caminar y si puede ser con pasos firmes mejor, es la única manera de llegar a alguna parte. ¿No crees?
Tus entradas siempre hacen pensar, desgraciadamente es algo que se está perdiendo, cada vez se piensa menos y se vive más deprisa, que lástima...
Saludos Elvira.

Elvira dijo...

Es cierto Giovanni, lo que nos mueve muchas veces es algo bastante vago y amplio. También es como la levadura en la masa, que la hace crecer

Muy bello el dúo con el mirlo, ahora estoy oyendo a uno desde mi ventana y me ha recordado a tu video.

¡Gracias por tu visita! Saludos.

Sra de Zafón dijo...

Supongo que ya sabes que admiro mucho a Eduardo Galeano y esta elección me gusta especialmente.

Yo no podría vivir sin la utopía de irme construyendo e ir construyendo mi mundo idealizando. Que llego al ideal... (alguna vez lo he conseguido) sigo caminando, que no llego...sigo caminando. En mi caso no llegar no es algo que me suponga una frustración que me impida seguir disfrutando, si no llego a un lugar suelo encontrar otros caminos a otros lugares que me gustan tanto o más. Tampoco el llegar es algo que me suponga la quietud del "ya llegué ya me instalé" El viaje siempre vale la pena. Es más, el día que el horizonte utópico deje de moverse ante mí no me sentiré viva.
¡Ay, Kavafis, que hermosura contándonos la importancia del disfrute del viaje en Ítaca!

Elvira dijo...

Hola Ramuol: Sí, a veces la utopía no se escapa y llega a ser una realidad. Afortunadamente.

Yo voy con pasos más dubitativos al principio, tanteando, y cuando veo más claro que sí quiero ir en esa dirección, ya con pasos firmes, todo lo que puedo y sé.

Me gusta recopilar pensamientos de personas que me ayudan a reflexionar. Me alegro de que te interese.

Saludos

Elvira dijo...

Chusa: te recomiendo que veas esta entrada de María Díez:

http://mariadiez.blogspot.com/2009/05/pide.html

¿A que es bonita la foto y el pie de foto?

Sí, sabía que te gustaba Galeano. El camino es muy importante, cómo lo haces, y a veces te has de desviar y resulta que encuentras cosas fantásticas que no esperabas. Besos

Montse dijo...

Ja,ja, tiene gracia, tengo anotada la frase de Lao Tsé!!
El camino de la vida debe ser paso a paso, hay que saborearlo, sin prisa pero sin pausa, con una meta que bien podría ser un sueño imposible y que se empieza con el primer paso, el ánimo.
Sin ilusiones no se puede hacer el camino y el camino es lo que importa realmente.

Elvira dijo...

Es que esta frase es bastante conocida. Es muy buena.

De acuerdo con lo que dices, Montse.

Luna dijo...

Estuve a punto de perder los sueños, la risa, la ternura. No me dejé.
Galdeano es un lujo.

Elvira dijo...

¡Bien por ti! Es que hay momentos en la vida... pero p'alante!!

Luna dijo...

Dice José Merce que hay años de cuatro inviernos.
besos a todos.

Elvira dijo...

Pues sí, tiene razón. Me pregunto si sería de José Mercé la voz maravillosa de cante jondo que oí en un espectáculo de Antonio Gades cuando yo era muy joven. Me impresionó. Estaba el escenario vacío, sólo con una luz lateral, todo lo demás oscuro, se hizo el silencio y se empezó a oír una voz que ponía los pelos de punta. El cantante salió al escenario y cantó a pelo, sin acompañamiento de guitarra "ni ná". He leído que J.M. estuvo en la compañía de Gades hasta el 83. Podría ser perfectamente.

Besos, Luna

ethan dijo...

Esto nos pasa por creer en una ilusión: que el horizonte se sitúa en alguna distancia, que tiene límite. Pero no es así, la Tierra se curva, nunca alcanzaremos el horizonte. Sólo la noche cerrada hace que desaparezca la ilusión. Igual de evidente, aunque no queramos, es el caso de la Utopía; nunca alcanzaremos la Utopía. Sólo nos queda el deseo de que no termine el crepúsculo.
Saludos!

leo dijo...

Qué malo buscar esa perfección, cuando uno tiene tendencia a irse a los extremos. Sólo produce inmovilidad, miedo, angustia. Hasta la utopía debe ser moderada para los pobre mortales imperfectos.
Un beso.

Elvira dijo...

Eso, que no termine el crepúsculo, Ethan. Bonita la imagen del horizonte y la tierra curva. Saludos

Elvira dijo...

"Hasta la utopía debe ser moderada para los pobre mortales imperfectos." Si nos pasamos, nos ocurre lo que a Ícaro. Besos

Luna dijo...

Pudo ser él. Estuvo con Gades hasta el 87.
Soy aficionada al flamenco desde pequeña.
Conocí a Merce en Chipiona por pura casualidad y me sorprendió lo joven que se conserva. Tiene unos ojos azules bellisimos, de piel morena y pelo rubio; una maravilla masculina con una voz muy cálida al hablar.
Junto a Vicente Amigo, grabó Del Amanecer, creo que lo mejor de él para mi gusto.

Un abrazo

Elvira dijo...

Si estuvo con Gades hasta el 97 casi seguro que era él. Aunque no recordaba su nombre (hace unos 35 años de eso), sí se me grabó su imagen y su voz, y no ha cambiado tanto por las fotos que he visto en internet. Gracias por la recomendación. Recuerdo que antes de ir a ese espectáculo yo sólo había visto flamenco malo por la tele, y pensé: esto SÍ que me gusta y MUCHO.

Un abrazo

Sra de Zafón dijo...

Gracias, Elvira, entré al blog de María Diez y encontré unos caminos preciosos.Entré a contártelo pero veo que no ha quedado el comentario , cosas de mi escuchimizada conexión a internet...
Besos

Elvira dijo...

Valen la pena las fotos de María y su sensibilidad. Besos, Chusa