sábado, 30 de mayo de 2009

Aburrimiento e indiferencia

-El aburrimiento es rabia diluida. Paul Tillich (*)

-Cuando la gente se aburre es básicamente consigo mismos. Eric Hoffer

-El aburrimiento es la sensación de que todo es una pérdida de tiempo; la serenidad, que nada lo es. Thomas Szasz

-Para llevar una vida feliz es esencial cierta capacidad de tolerancia al aburrimiento. La vida de los grandes hombres sólo ha sido emocionante durante unos pocos minutos trascendentales. Una generación que no soporta el aburrimiento será una generación de escaso valor. Bertrand Russell

-Y con quien más inicuos somos no es con aquel que nos repugna, sino con quien nada en absoluto nos importa. Friedrich Nietzsche

-Lo opuesto al amor no es el odio sino la apatía. Rollo May

-Lo opuesto al amor no es el odio, es la indiferencia. Lo opuesto al arte no es la fealdad, es la indiferencia. Lo opuesto a la fe no es la herejía, es la indiferencia. Y lo opuesto a la vida no es la muerte, es la indiferencia. Elie Wiesel

-El aburrimiento es la suprema expresión de la indiferencia. Ricardo León

-No hay nada que merezca la pena si no se hace con entusiasmo. Clément Rosset

(*) Boredom is rage spread thin.

23 comentarios:

leo dijo...

Cuántas verdades, cuántas frases interesantes.
Suscribo que lo contrario al amor es la indiferencia.
Un beso.

Elvira dijo...

Hola Leo: Me alegro de que te hayan interesado. A veces me llaman la atención dos frases que defienden visiones diferentes, pues les veo parte de verdad a ambas.

Tony de Mello decía lo siguiente: "El enemigo del amor no es el odio, sino el miedo. El odio es sólo una consecuencia del miedo."

Un beso

Sra de Zafón dijo...

Pues si hablamos de aburrimientos me quedo con la primera que has puesto, la de Eric Hoffer, que me recuerda la sabiduría de mi abuela paterna, ella decía "Sólo se aburren los aburridos porque los no lo son no se saben aburrir" A mi esto me sonaba muy extraño, sobre todo mientras esperaba que ella se echase la siesta, en verano, pero aquellas esperas me enseñaron a entretenerme en cualquier situación. ¡Una maravilla de abuela!

Sobre la indiferencia vital creo que es una de las peores enfermedades que podemos padecer.

Qué bien me ha sentado este desayuno con tus flores y tus palabras!
Besos

Elvira dijo...

Genial tu abuela, Chusa. Tengo una amiga que dfiende que los niños se tienen que aburrir de vez en cuando, que es sanísimo. No es partidaria de montarles planes sin parar.

"Sobre la indiferencia vital creo que es una de las peores enfermedades que podemos padecer." Estoy muy de acuerdo. Es que es como estar muerto en vida, tristísimo.

Gracias por tu visita. Besos

emetorr1714 dijo...

Pues yo estoy con Bertrand Russell,los que siempre dicen que no soportan aburrirse son gente con escaso valor. Decía también mi abuela, que sólo se aburren los tontos, y yo digo que son tan tontos que no saben ni aburrirse.
Un saludo de Fandestéphane.

Francisco Machuca dijo...

No se si el aburrimiento es malo.Hoy decir que se está aburrido es un anatema en un mundo enfebrecido por la acción,el trabajo y un tiempo libre manipulado por el mercado.Yo me aburro muchas veces,es decir,busco el aburrimiento apesar de todos lo libros que tengo por leer,de todas las historias que tengo por escribir,etc.El aburrimiento,si es reflexivo,es más productivo que todas las fábricas del pais.Eso sí,no hay que confundir con el hastío,esa inmensidad repleta de un saber que nos arruína.Y es que la condición humana no puede soportar mucha realidad.Cuanto más sabemos del mundo,más desconcertante y difícil de aprehender nos resulta.La vida es absurda, ys si no és así desconfío.
Creo mi querida amiga,que el aburrimiento no tiene nada que ver con la indiferencia si aceptamos el término de indiferencia que se le ha concedido hoy,porque también estamos obligados a creer cosas que a veces se nos antojan increíbles.

Besos y un fuerte abrazo en este domingo que se estrella en mi plácida contemplación a través de una ventana que deja ver unas sábanas tendidas de un blanco inmaculado.

Elvira dijo...

Hola Fandestéphane:

Es que hay gente que no soporta estar quieto, reflexivo o contemplativo ni un rato, y eso me parece una gran carencia, un defecto. Eso que llamas "saber aburrirse" para mí ya no es aburrimiento, es aprender a disfrutar de la calma, que tiene mucho encanto (y si es en la naturaleza, mucho más).

Saludos

Elvira dijo...

Hola Francisco:

"decir que se está aburrido es un anatema en un mundo enfebrecido por la acción." Tienes razón, parece que si no estás en movimiento todo el rato tu vida no tiene ningún sentido. Pero lo que tú llamas aburrimiento reflexivo me parece fantástico. Quizás es que yo llamo aburrimiento con connotaciones negativas a lo que tú llamas hastío (me gusta tu diferenciación), un estar asqueado y desinteresado por todo. Eso creo que es tristísimo, tendría que sonarnos una alarma interna cada vez que eso pasara, para dar un giro a nuestra vida.

"La vida es absurda, y si no és así desconfío." La vida tiene muchas cosas incomprensibles, y los que nos lo presentan todo encajando perfectamente como las piezas de un puzle... sí, a mí también me hacen desconfiar. Seguramente tienen una teoría que les da tranquilidad, seguridad. Y que nadie se atreva a cuestionarla. Pero yo no me atrevería a afirmar que la vida es absurda, hay cosas que tienen mucho sentido para mí.

El aburrimiento-hastío sí que tiene mucho que ver con la indiferencia, ¿no crees? Lo digo ahora que hemos matizado más entre todos entre diferentes clases de "aburrimiento".

¡Qué buena esa plácida contemplación de la que hablas! Como el día que comentabas lo de los nenúfares.

Besos y un fuerte abrazo

PD: ¡Gracias a todos por las interesantes contribuciones!

leo dijo...

Holaaa: yo creo que esas dos frases no defienden tesis diferentes, sino que son complementarias. Mientras haya sentimientos habrá amor o habrá odio, (y quizá el paso de uno a otro lo determine el miedo, como dice de Mello); pero la indiferencia, para mí, significa la muerte del sentimiento. Y ahí ya, ni con miedo se resucita...
Vaya rollo te he soltado, jo.
Besos

Elvira dijo...

Me ha gustado mucho tu "rollo", como dices tú. Sí, son complementarias, pero a primera vista uno diría: ¿en qué quedamos, es el miedo o la indiferencia el opuesto del amor? Por eso me gustan frases que aparentemente dicen cosas diferentes pero que bien mirado completan la visión.

Más que tesis diferentes, quizás miran facetas diferentes de un mismo tema. Como el cuento de los ciegos y el elefante. ¿Quién tenía razón, el que describía la trompa, la pata, o el rabo? Todos juntos se acercaban más a lo que era un elefante que cada uno por separado. Y eso es lo que estamos haciendo aquí. :-)

Yo sí que me he enrollado, jaja. Besos

Io dijo...

Qué estupenda selección!

Me quedo con las de Rosset y Szazs.

Me doy cuenta de que, a medida que pasa el tiempo y me voy haciendo mayor, cada vez me aburro menos, por no decir nunca. Siempre hay algo que llama mi atención, siempre encuentro algo que hacer, aunque sólo sea pensar, meditar, observar a la gente por la calle.

Yo creo que alguien que se aburre ha perdido la capacidad de asombro.

Feliz domingo, guapa!

Un beso.

Elvira dijo...

Que no perdamos nunca la capacidad de asombro. Recuerdo a mi padre cuando estaba muy enfermo, cerca de su muerte, admirando el diseño de no sé qué objeto que tenía en su habitación. Cómo se le animaba el rostro al ver algo tan bien hecho.

Besos y feliz domingo, Io!

emetorr1714 dijo...

Si estoy solo, quiero no estarlo,
si no lo estoy, quiero estar solo,
en fin, quiero siempre estar
de la manera en que no estoy.
Fernando Pessoa

Si le cambiamos la palabra solo, por aburrido,indiferente,etc. etc. este poema nos vendrá a decir lo mismo. Siempre quisiéramos estar -o sentir-
de otra manera. Yo creo que le va como anillo al dedo.
Fandestéphane.

Elvira dijo...

Vamos, que siempre queremos lo que no tenemos, los eternos insatisfechos. Gracias por el poema, Fandestéphane.

PD: Pero a mí me gustan los comentaristas de este blog :-)

Luna dijo...

Siendo una persona activa, he pasado etapas de aburrimiento.
Me cuesta ser indiferente en el amor y muchas otras cosas.
El amor, me enamora.

Elvira dijo...

¿Quién no? Pero creo que es señal de que conviene dar un golpe de timón, al menos en lo que se pueda. Es como un aviso...

Vivir con ilusión y con amor es muy hermoso.

Elvira dijo...

Hace un rato me comentaba una persona mucho más joven que yo que el aburrimiento es un tema muy de actualidad, aunque casi no se hable de ello entre los jóvenes. Reproduzco sus palabras: "Ahora parece que si no estás permanentemente activo eres un "coñazo" o un fracasado y, por supuesto, es tu culpa si no te diviertes con la actividad frenética que lleva la mayoría de la gente. El aburrimiento también dice mucho de una persona. Es algo con muy poco glamour, pero sería interesante analizarlo un poco más. Porque el entusiasmo puede ser falso y el interés también se puede fingir (aunque se suele notar), pero el aburrimiento suele ser muy auténtico. Pero claro, hay que distinguir entre el aburrimiento que es un estado pasajero y el que es ya casi una actitud ante la vida, como con todos los estados de ánimo más negativos."

Estoy muy de acuerdo, es cierto que hay gente que va por la vida hiperactiva, constantemente eufórica, sonriente y entusiasmada, porque es lo que queda bien. ¡Qué pesados pueden llegar a ser!

Femme d chocolat dijo...

y algo peor aún, yo creo que el aburrimiento es la raiz de muchos males, de muchas ganas de dañar al prójimo, sobre todo de dañar a aquel que no se aburre y se le nota.


^_^

Beso entretenido, jajjajaja. No vayan ustedes a pensar que ... que no, no es mi caso. A mí me falta tiempo siempre...

Elvira dijo...

Pues tienes razón, femme, no lo había pensado. Muchas malas tretas deben provenir de la envidia sumada al aburrimiento.

Alguien con tantos intereses como tú difícilmente se aburre. Pero seguro que ese estado contemplativo o "aburrimiento reflexivo" que mencionaban más arriba sí que te gusta.

Otro beso ^_^

Ramuol dijo...

"No hay nada que merezca la pena si no se hace con entusiasmo", me quedo con esta que me parece rotundamente cierta. Ilusionarse por el más mínimo detalle te puede cambiar la forma de ver y hacer las cosas.

Saludos Elvira

Elvira dijo...

Cuantas más cosas pequeñas nos ilusionen, mejor, porque si esperas que lleguen grandes satisfacciones para ser un poco feliz...

Saludos, Ramuol!

fandestéphane dijo...

Como decía nuestro Juanitu -Serrat-
son "aquellas pequeñas cosas"

Elvira dijo...

Sí, eso. :-)