lunes, 16 de febrero de 2009

Hokusai (VI)

El Monte Fuji desde el Paso de Mishima en la provincia de Kai; en primer plano unos hombres midiendo un cedro (c. 1831-1834). Katsushika Hokusai (1760-1849).
De la serie: 36 Vistas del Monte Fuji.

6 comentarios:

Sra de Zafón dijo...

Hola Elvira
Me estoy aficionando, gracias a ti, a los grabados japoneses.
Siempre me han parecido hermosos y delicados poemas plásticos, pero al acostubrar mi mirada a ellos voy descubriendo que cada vez me gustan más.
Hay otro poema plástico que me encanta y está dentro de los sueños de Akira kurosowa , el de la aldea - aldea de los molinos para los vistantes - y el de un entierro entre cerezos y cascabeles en la misma aldea.
Creo que todos llevamos la belleza dentro, pero admiro profundamente a los que son capaces de crear un entorno donde la naturaleza es lo bello. Amo las flores, los árboles y , por supuesto la hierba y el agua. Y ya te conté una vez que en japón o china creo que podría irme muy bien, así que si te apuntas nos vamos en el mismo avión y tú me ayudas a quitar el cencerro en el detector de metales :-) rejajajajaja. (la escena da para mucho)

Los grabados japoneses me transmiten ese amor por el cuidado del paisaje.

Besos entre violas y petunias de mil colores y de flores de ciruelos en plena explosión.

Elvira dijo...

Hola Chusa: ¡Me alegro! No he visto los Sueños de Akira Kurosawa. :(

Pues yo me tendría que quitar un clavo que llevo en el tobillo!!!

¡Qué pronto te han florecido las petunias! Algunas huelen muy bien, y otras no huelen. Creo que las moradas huelen más, pero no estoy segura. A ver si hago fotos de ciruelos en flor con la nueva cámara!! Besos

Araceli dijo...

Que bellos los dibujos de Hokusai... que por momentos se convierten en una provocación... una invitació al viaje. A ir al pie del Monte Fuji con las baterias de la cámara bien cargadas y con muchas tarjetas de memoria.

Elvira dijo...

Pues ¡ánimo, Araceli! Que luego disfrutaremos todos si lo haces. :-)

Io dijo...

Pero, cómo se consiguen esos tonos de verde? Estos grabados son de una sencillez tan delicada que parece facilisimo atreverse con uno, y sin embargo me da que sería más facil reproducir un Rafael que transmitir el aire puro y fresco que desprende esta obra.

Qué inspiración!

Mil besos!

Elvira dijo...

Me alegro mucho de que te gusten tanto, Io. Sí, a mí también me da la sensación de que no es nada fácil hacer algo tan simple y tan bello. Creo que hacer algo muy complicado puede resultar más fácil que alcanzar esa simplicidad.

Mil besos!!