viernes, 19 de diciembre de 2008

It's a Wonderful Life

Gracias a una canción en el blog de María, he recordado la película ¡Qué bello es vivir! de Frank Capra. Me parece una de las mejores interpretaciones de James Stewart. Dejo aquí el final, a modo de felicitación de Navidad. Creo que no importa si no se entiende el inglés, todos conocemos esta película y además, en este fragmento lo de menos son las palabras... Un canto a la vida después de un bajón.

Me quedo con la dedicatoria del libro que recibe el protagonista al final de la película: "Recuerda que ningún hombre que tenga amigos es un fracasado".

8 comentarios:

Cristina dijo...

¡Qué casualidad! Precisamente ayer hablaba con Manuel de esta película y sobre si nos la programábamos o no para un día de estos. Yo comentaba que, es muy buena película pero que, hasta el final, es la película más deprimente del mundo.

Elvira Coderch dijo...

Es tan típica en estas fechas, ¿verdad? Quizás, excepto las personas que tienen un optimismo natural desbordante, apreciamos más la vida cuando conseguimos remontar después de un periodo duro.

Io dijo...

La veo todas las navidades.

Y este año tendrá para mí un significado muy especial, sobre todo esa dedicatoria.

Y tú tienes mucha "culpa" de eso, je,je.

Un abrazo y un millón de besos, amiga.

Elvira Coderch dijo...

Esas culpas sí las quiero yo, jeje. Gracias, amiga, y un millón de besos.

Sra de Zafón dijo...

Gracias Elvira, yo siempre recuerdo esa frase...y me siento muy, muy "desfracasada" :-)
Un beso de Navidad.

Elvira Coderch dijo...

Me alegro de que tengas muchos y buenos amigos, seguro que te los mereces. Muchos besos.

Raúl dijo...

Efectivamente. Hemos hablado de la misma película aunque desde ópticas bastante dispares.
Te agradezco tu vista.
Un saludo.

Elvira Coderch dijo...

Hola Raúl: Bienvenido y gracias a ti. He disfrutado leyendo la tuya. Saludos