lunes, 3 de noviembre de 2008

Dedicatoria de Julián Marías

Dedicatoria del libro Historia de la Filosofía

La dedicatoria dice: "A Ana María Giménez, una de las muchachas para las que se pensó este libro, con el viejo cariño de Julián Marías. Marzo, 1970." Me contaba mi madre que Julián Marías, compañero suyo de estudios en la Universidad de Madrid y alumno muy aventajado, les explicaba filosofía a ella y a otras amigas que no sabían tanto como él. Quizás esas lecciones informales fueron el germen de este libro, de ahí la dedicatoria. Consulté esta Historia de la Filosofía en numerosas ocasiones cuando estudiaba bachillerato y luego en la universidad.

Al escribir sobre Javier Marías en la entrada anterior, he recordado de pronto esta dedicatoria de su padre a mi madre. El libro ha pasado recientemente a mis manos y lo guardo con cariño. Seguro que un día de estos lo consultaré de nuevo.

6 comentarios:

Cristina dijo...

No deja de sorprenderme la cantidad de conexiones interesantes que tienes. Esta me ha parecido interesantísima.

Elvira Coderch dijo...

Gracias. La verdad es que entre amigos, parientes y conocidos, he tenido la suerte de conocer a personas muy interesantes. Un lujo, y a la vez una lección de humildad.

Me habría encantado conocer a Julián Marías.

También a veces uno siente que es "amigo" de alguien al admirar su obra, ¿no crees? Esos escritores, músicos o artistas que acaban formando parte de nuestra vida.

Ofelia dijo...

Querida Elvira, que placer contemplar TODAS las imágenes y comentarios!!! No sólo son flores y palabras, es un portal que se abre a la belleza, a la armonía y a la sobriedad. Gracias.

Elvira Coderch dijo...

Querida Ofelia, ¡mil gracias! Besos.

Cristina dijo...

Estoy de acuerdo con eso de sentirse amigo de muchos escritores y demás. De ahí que, por ejemplo en el caso de los escritores, luego haya gente que se tome ciertas libertades en firmas de libros y cosas así. Para ellos el autor se siente tan cercano de que no se dan apenas cuenta de que el escritor, en cambio, no les conoce de nada.

Elvira Coderch dijo...

Sí, je je, como espectadora me puede hacer cierta gracia esa situación, pero si yo fuera uno de esos escritores seguro que me agobiaría mucho. Debe de ser agotador tener que responder a esas efusiones unilaterales. Y con los actores la cosa es todavía más exagerada, especialmente si se trata de los que actúan en series televisivas que llevan mucho tiempo en antena.

¡Huy, me olvidaba! escritores y escritoras ;)